TGS culminó las obras que comenzaron hace quince meses en Vaca Muerta: la construcción de un gasoducto de 150 kilómetros y una planta de acondicionamiento, que permitirán captar el gas no convencional de la cuenca neuquina e inyectarlo a los gasoductos troncales de transporte, para abastecer a todas las regiones del país.

El gasoducto de 150 kilómetros, que atraviesa 30 áreas productivas de la formación, permitirá el transporte de hasta 60 MMm3/d, que serán acondicionados en la planta construida en Tratayén, en Neuquén.

Lee Hecht Harrison ARGENTINA es líder de la industria y por eso su meta es brindar nuevas y mejores oportunidades de empleo a más gente. Haga click aquí para más información.

deja una respuesta

Ingrese su comentario
Ingrese su nombre aquí