LIDERAR CON CARISMA

0
246

Gary Hammel:”Estrategia es descubrir e inventar”

La palabra “líder” a menudo conlleva la imagen de una persona decidida, exitosa y casi super humana, que ha tenido el poder de formar el mundo alrededor suyo con su gran cantidad de carisma, ética de trabajo, inteligencia y capacidad de persuasión.

Humanizarte frente a tu equipo, sostiene Andrés Luco, quiere decir que dejes de parecer invencible y te abras como un ser humano con el que se puedan identificar. Si tu equipo ve que tienes cualidades con las que se pueden relacionar, no te verán como débil, sólo te respetarán más.

Ser auténtico
El mundo está lleno de gerentes que se visten con trajes caros y utilizan palabras grandilocuentes. Mientras algunas personas erróneamente creen que eso es lo que hace un buen jefe, la verdad es que te hace indistinguible de el montón de personas que piensan lo mismo. No temas mostrar emociones, no temas cometer errores, o dejar que tu equipo también los cometa. No ocupes todo tu tiempo enfocándote en detalles superficiales porque te costará caro. Tus empleados no quieren a una persona demasiado informal tampoco, porque creerán que no eres confiable. Exponerte como honesto e imperfecto permitirá cimentar el camino para ganar la confianza de tu equipo.

Darle a todos la oportunidad de mejorar
Si, eso significa que a ti también. Podrás ser el jefe de otras personas pero eso no significa que estás por sobre cualquier criticismo, tampoco significa que no puedes cometer errores serios. Los líderes que se perciben a sí mismos como mejores que sus subordinados, muy raramente tienen mejor rendimiento que los que no.

El efecto Dunning-Kruger describe el fenómeno del gerente arrogante pero incompetente muy bien, no seas como esas personas, no importa cuanta habilidad tengas en lo que haces, siempre puedes mejorar. Simplemente reconocer tus propias limitaciones como persona, ayudará a mejorar la percepción que tiene tu equipo de ti, así como ayudará a tu crecimiento como líder.

Conectar
Tus trabajadores no son máquinas, son personas como tú y como yo. Se espera que mantengas cierta distancia personal de tus subordinados, no estamos sugiriendo que te hagas amigo de las personas a las que diriges, lo que es aconsejable es que muestres una preocupación genuina por ellos como personas y que entiendas que su experiencias y vidas pueden tener un impacto en su desempeño laboral. Por ejemplo, si alguien comienza a faltar al trabajo y completa menos proyectos, no lo castigues solamente, habla con esa persona, quizás se abra contigo sobre algo que está pasando en su vida personal. Mostrar preocupación por ellos como individuos los hará confiar más en ti y apoyarte. Humanizar a su fuerza de trabajo es lo que a muchas compañías aún les falta para avanzar.

Lee Hecht Harrison ayuda a dar el próximo paso mediante estrategias, planificación y tácticas; desarrollando habilidades fundamentales que, al ejecutarlas en forma efectiva, logramos que la persona avance en su carrera hacia una posición en la que se encuentre satisfecha y realizada. Haga click aquí para más información.

deja una respuesta

Ingrese su comentario
Ingrese su nombre aquí