LOS PROGRAMAS DE INCENTIVO CUMPLEN SU ROL

0
139

«Puede mejorar el rendimiento de una empresa hasta en un 16%, convirtiéndose en una de las herramientas más poderosas para aumentar la productividad de los trabajadores y retener talentos en la compañía».

Cuando los colaboradores están felices, son más fieles a la empresa a la que pertenecen, lo que repercute directamente en su productividad y disposición. Con esto, el trabajo se realiza de manera eficiente y los objetivos que se establecen suelen ser un aliciente para lograr una retribución, que puede ir más allá de un tema salarial, sostienen los expertos.

Las acciones de esta importante herramienta de impulso para la empresa se puede basar en:

Ambas partes deben beneficiarse.

El primer criterio que se debe establecer para elegir un buen programa de incentivos, es que ambas partes tengan una retribución, es decir tanto el trabajador como la empresa, deben ver rentabilizados sus anhelos y objetivos con la implementación de estas estrategias.

Contar con un sistema de comunicación efectiva.

La idea de dar incentivos, es motivar a los trabajadores y mejorar su productividad. Para esto, no sólo lo que se ofrezca debe estar previamente establecido, sino que el lenguaje que se utilice debe canalizar de manera eficiente los lineamientos de la empresa, con el objetivo de que los mensajes lleguen correctamente a los trabajadores.

El Programa de Incentivos no monetarios se debe reevaluar sistemáticamente.

Si esto funciona hoy, no necesariamente será efectivo en el futuro. Tanto las personas como sus motivaciones van cambiando y, por lo mismo, siempre es rentable ir evaluando los diferentes programas y estrategias que se llevan a cabo en una compañía.

En Lee Hecht Harrison ARGENTINA ayudamos a su empresa en la gestión de talento para acelerar los resultados y reducir riesgos. Haga click aquí para más información.

deja una respuesta

Ingrese su comentario
Ingrese su nombre aquí