El problema surge cuando: La hiperconectividad, es decir la alta exposición a pantallas que nos conectan día y noche con otras personas a través de las redes sociales, Whatsapp y otra infinidad de herramientas, hace que cada vez sea más difícil dar descanso a nuestras mentes, hacer una pausa necesaria, relajarnos y generar nuestro necesario tiempo a solas para pensar.

Para hacer frente a estos problemas hay una guía de consejos, que requiere un análisis en cada caso particular, la profesión, la posición en la empresa, las circunstancias y otras variables que deben pensarse.

No trabajar fuera de la oficina o fuera del horario laboral.

Poner horarios de conexión en caso de emergencias laborales.

No chequear mail ni noticias antes de dormir.

Evitar el uso de los dispositivos al llegar a casa o cuando se realiza una actividad deportiva.

Eliminar el uso del celular mientras se come en todos los momentos del día.

Reconectarse con el celular o la computadora al ingresar al trabajo y no durante el desayuno.

Más allá de que su uso está terminantemente prohibido, muchos utilizan los dispositivos móviles mientras se maneja. Evitar su uso y no dar malos ejemplos a la familia.

Y por último, durante las vacaciones desconectarse de los dispositivos móviles.

Lee Hecht Harrison lo asesora para que grupos e individuos aprendan a afrontar el cambio, fortalezcan su compromiso y mantengan la productividad. Haga click aquí para más información.

deja una respuesta

Ingrese su comentario
Ingrese su nombre aquí