¿QUE ME PONGO?

0
102

Es frecuente que nos exijamos desde la moda al color en la primer entrevista de trabajo. Pero,
¿ que pasa después?. No todo tiene que basarse en el conocido refrán de: “La primera impresión no se olvida”.

La actividad laboral diaria en la empresa requiere una propuesta de personalidad que además de la calidad del trabajo, la empatía del trato cotidiano, la puntualidad y otros cumplimientos, debemos agregar la importancia de generar con nuestro aspecto una concordancia que acompañe nuestra tarea laboral.

Los expertos nos presentan a través de los colores un orientador del significado de los mismos. No debería ser aplicado como una fórmula química, pero sí un punto de partida para ser tenida en cuenta.

1) Gris: habla de una persona con pensamiento lógico y analítico.

2) Blanco: este color transmite honestidad y optimismo.

3) Violeta: su color expresa equilibrio emocional, sin embargo su exceso te hará ver cansado y desorientado.
4) Amarillo: su uso con prudencia, denota una persona inteligente e innovadora. Cuidado, que el exceso de este color!

5) Azul: expresa una personalidad auténtica, serena, fiel, sincera y responsable. Además, este color manifiesta gran capacidad de trabajo en equipo.

6) Negro: expresa reserva y tranquilidad, a la vez que elegancia.

7) Naranja: está asociado con las personas más creativas. Atención! su exceso está relacionado con la ansiedad.

Parecería obvio agregar que la armonía tiene que prevalecer en el conjunto y que exagerar la combinación no nos hará sentirnos felices y por tanto no cometeremos nuestro cometido.

Lee Hecht Harrison lo asesora para que grupos e individuos aprendan a afrontar el cambio, fortalezcan su compromiso y mantengan la productividad. Haga click aquí para más información.

deja una respuesta

Ingrese su comentario
Ingrese su nombre aquí