Los líderes positivos no tienen solo un buen día sino que ellos mismos hacen que tengan un buen día.

Son personas que lejos de quedarse esperando, toman una posición activa y se entienden constructores de sus propias vidas.

Tienen ideas claras: “Para las personas positivas, el pasado se queda en el pasado”
No tienen tiempo para pensar en el pasado ya que están demasiado ocupados en hacer sus nuevas memorias.

No se dejan atrapar por sus limitaciones: Las personas positivas se sienten motivadas por el abanico de posibilidades que siempre tienen. Consideran que no hay una solución perfecta a cada problema y que hay más soluciones que posibilidades.

No dejan que sus miedos interfieran en sus vidas: Las personas positivas no sienten miedo y son capaces de vivir la vida a pleno. Y confían en su capacidad personal.

Las personas positivas sonríen mucho: Además su sonrisa es contagiosa por lo que repercuten positivamente en quienes lo o la rodean.

Las personas positivas suelen ser buenos comunicadores: La mejor manera para interactuar con los demás es estableciendo una buena comunicación.

Logre que los líderes dentro de su organización sean verdaderos impulsores y ejecutores de estrategia de negocios, con los programas de Desarrollo del Liderazgo de Lee Hecht Harrison. Haga click aquí para más información.

deja una respuesta

Ingrese su comentario
Ingrese su nombre aquí