La medida tomada semanas atrás y que había generado gran preocupación entre los productores del Alto Valle de Río Negro quedó, así, sin efecto.

La marcha atrás del gobierno de Jair Bolsonaro se logró después de una serie de negociaciones que realizaron funcionarios del Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentaria (Senasa). Para lograrlo, el gobierno de Mauricio Macri se comprometió a agudizar para la presente campaña los monitoreos y controles en la producción de ambas frutas.

De acuerdo a lo publicado en el Boletín Oficial de Brasil se realizará una Inspección de frutos previo al proceso (por parte del Responsable Técnico) y se pasa de 0,2% de la totalidad de kilogramos de cada lote al 0,3%.

Además, habrá inspecciones: de frutos procesados (x Inspector del Senasa) pasa de 0,2% de la totalidad de kg de cada lote al 0,3% y en pre embarque (x Inspector del Senasa), donde la totalidad de la muestra es inspeccionada, el corte de los mismos pasa del 30% al 60% de la muestra.

Por último, en la resolución se establece que toda detección de larva viva en fruta de una UP determinada, tanto en frontera como en instancia de pre embarque, implica que la totalidad de las UP del establecimiento (RENSPA) deberán cumplir con el período de cuarentena de frío.

En Lee Hecht Harrison ARGENTINA ayudamos a su empresa en la gestión de talento para acelerar los resultados y reducir riesgos. Haga click aquí para más información.

deja una respuesta

Ingrese su comentario
Ingrese su nombre aquí