CREZCAMOS CON NUESTRA CREATIVIDAD

0
159

Cuando somos creativos en nuestro empresa y ambiente laboral, el nivel de competitividad aumenta y se presenta una oportunidad para enriquecer la experiencia profesional.

Antes de ser el primero en hablar … y sacrificar una buena idea, vale la pena observar el ambiente, el entorno antes de actuar.

Lo básico es hablar sólo cuando se tiene algo que decir. Antes de soltar alguna idea, escuchar a los demás y observar las reacciones respecto a las propuestas que se vayan planteando. Encontrar el sentido de lo que se comente y probar terreno antes de mostrar alguna iniciativa.

Escuchar bien, poner atención a lo que el resto del equipo dice y tratar de reflexionar sobre las ideas que se expongan, escuchar hasta la última oración que digan los demás ya que sus conclusiones podrán mostrar diversas formas de estructurar la idea, para aprovechar ciertos conceptos y enriquecer tu presentación.

Confiar en tus ideas. Ya sean grandes o pequeñas, creer en la posibilidad de que tus ideas son merecedoras de la atención de tu equipo de trabajo.

Tratar cada idea como si fuera buena. Presentar las ideas con completa confianza, para dar la oportunidad de que así lo perciba el resto del equipo. Tratar de ser preciso y exacto al momento de darla a conocer.

Mantenerse receptivo sobre las ideas de los otros es vital para poder fomentar la creatividad, ya que recibir retro alimentación sobre tus ideas, permite mejorar el planteamiento, incluir sugerencias o afinar detalles.

Lee Hecht Harrison lo asesora para que grupos e individuos aprendan a afrontar el cambio, fortalezcan su compromiso y mantengan la productividad. Haga click aquí para más información.

deja una respuesta

Ingrese su comentario
Ingrese su nombre aquí