En un contexto en donde la actividad productiva continúa en caída, también disminuye la cantidad de pymes industriales que buscan personal. Sin embargo, se profundiza uno de los problemas sintomáticos que marcan desde hace 20 años la realidad socio-educativa del país: el 82% de las firmas tuvo dificultades para reclutar operarios calificados durante 2016.

El dato, no es menor teniendo en cuenta que el año pasado la proporción de pymes industriales que buscó contratar operarios no calificados fue del 14%, en comparación con el 40% del 2010 y el 65% de 2005, periodo en donde la economía vivió un ciclo expansivo luego de la hecatombe socioeconómica de 2001.

Según el relevamiento de la Fundación Observatorio PyME (FOP), el año pasado el 22% de las pymes demandó operarios calificados y técnicos no universitarios, y el 11% realizó la búsqueda de profesionales universitarios.

Al desglosar la encuesta que realiza la FOP surge que el 82% de las pymes industriales que buscan contratar mano de obra calificada tiene dificultad medio-alta para reclutarla, mientras que en 2005 ese nivel estaba en el 66%. “Durante el último quinquenio este nivel de dificultad ha persistido; e incluso, es posible decir que se ha agravado”, indica el relevamiento.

Este incremento en las dificultades para reclutar personal calificado explica en parte el esfuerzo que actualmente están realizando los empresarios pymes para no despedir personal. Son muchos los titulares de pequeñas y medianas empresas que explican que formar y capacitar a empleados “es costoso”. Es por eso que prefieren suspender o recortar los turnos a la espera de la reactivación productiva.

La misma evolución alcista se verifica en cuanto a la mano de obra no calificada, de la cual la industria manufacturera es un demandante fundamental. En este segmento, los problemas en lograr el reclutamiento pasaron del 27% en el nivel medio-alto de dificultad en 2005 al 37% registrado el año pasado.

En cuanto al personal universitario, en 2005 existió una dificultad medio-alta para el 41% de las firmas y en 2015 para un 68%. El año pasado la encuesta de la FOP relevó la demanda laboral universitaria por tres áreas profesionales distintas: Ciencias Exactas y Naturales, Ingeniería, y Otras profesiones.

De los tres segmentos relevados, el que presenta menor dificultad para las empresas a la hora de contratar personal es Ciencias Exactas y Naturales, con un 60% de las pymes industriales con problemas, contra el 71% que tuvo dificultades para las otras categorías universitarias.

Otro aspecto que surge del informe es que las pequeñas empresas (de 10 a 50 empleados) son menos propensas a demandar empleo que las medianas (51 a 200 empleados), algo que se verifica para todos los niveles de calificación. Por caso, en la categoría Operarios calificados y técnicos no universitarios, el 19% de las pequeñas firmas buscó personal, en tanto que en el caso de las medianas la demanda se elevó al 36%.

Respecto a una posible solución de esta problemática de la falta de personal formado y capacitado, la FOP sostiene que “para revertir esta desconexión Argentina cuenta con legislación nacional ya promulgada en 2005 (Ley 26.058 de Educación Técnica Profesional), que norma las prácticas de alumnos de instituciones educativas técnicas en el ámbito productivo”.

Advierte además que “no existe desarrollo socioeconómico posible si no se integra al mercado laboral la gran cantidad de recursos humanos que hoy se encuentran fuera del mismo”. En ese sentido, explica que “esto en parte se logrará incluyendo al segmento pyme, generador fundamental de ingreso y empleo si se encuentra adecuadamente integrado en el proceso de crecimiento y desarrollo del país”.

Ambito

El Centro de Formación Profesional de Lee Hecht Harrison fue creado para contribuir al desarrollo del talento en las organizaciones. Conozca el programa de Desarrollo de Liderazgo, dirigido a líderes, futuros líderes y colaboradores, haciendo click aquí.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here