Los datos del mercado laboral muestran una sostenida recuperación de la nómina, aunque muy concentrada en las modalidad de ocupación independiente, principalmente como monotributista y en casas particulares, junto con la sostenida incorporación de personal en la administración pública, más aún en un año electoral, y muy poco en la franja de asalariados privados, en especial en la industria manufacturera.

Sin embargo, para economistas y políticos de la oposición, incluidas gran parte de la dirigencia sindical, predomina una activa corriente de despidos, en especial en la rama manufacturera, y denespidostro de esta en el sector de la alimentación y bebidas.

La Encuesta de Indicadores Laborales del Ministerio de Trabajo del sector privado asalariado que difundió la Subsecretaría de Políticas, Estudios y Estadísticas Laborales, a cargo de José Anchorena, correspondiente a mayo ratificó esa realidad: “La tasa de desvinculaciones de personal, o salida” se mantuvo en 2,2% de la nómina”, equivale a unas 136 mil personas en cada caso.

Pero al mismo tiempo, la EIL mostró que también en mayo “la tasa de entrada, o de nuevas vinculaciones netas, se ubicó en el rango de 2,2% de la nómina”, de ahí que el neto fue levemente expansivo, como arrojó el dato provisorio del total del personal registrado: 1,2% en comparación con igual mes de 2016, a un total de 12.069.700 personas.

En mayo la tasa estimada de despidos y de incorporaciones de personal se mantuvo en el sector privado en torno a 2,2% de la nómina, afectó a unas 136.000 personas en cada caso, el saldo neto con el agregado de trabajadores en el sector público y cuentapropistas habría sido expansivo en unas 140 mil personas

– ¿Los sindicatos publicitan a diario los despidos de personal por parte de las empresas, fenómeno que prende rápidamente en la memoria de muchos políticos y economistas de la oposición, pero no hacen lo mismo las empresas y el Estado cuando incorporan personal. Tienen ese dato?, le preguntó Infobae a José Anchorena.

– Sí, lo tengo en el celular. Déjeme ver… Entre mayo de 2016 e igual mes del corriente mes hemos detectado que más de 500 empresas han despedido cada una más de 100 personas; y también que otras 500 empresas han incorporado más 100 trabajadores, cada una.

– ¿En qué sectores?

– Le puedo dar algunos ejemplos con movimientos individuales de más de 100 personas: En el agro y servicios conexos 47 empresas incorporaron personal, y 35 produjeron desvinculaciones en similar proporción, el saldo fue positivo en 12 compañías; en la industria textil, por el contrario en 7 firmas grandes disminuyó el plantel y aumentó en 1, saldo negativo en 6 casos; en la construcción fue generalmente expansivo, a partir del impulso que adquirió la obra pública; en imprentas y ediciones asociadas a la industria de Tierra del Fuego bajó en 8 y subió en 2, fue negativo en 6; y en la rama de los servicios sociales y de salud se expandió en 11 y se achicó la nómina en 8 firmas, saldo positivo de 3 casos.

Movilidad del empleo en los grandes aglomerados

En mayo se observó un aumento en el nivel de empleo en todos los aglomerados del interior, con excepción de Gran Jujuy que se mantuvo estable, mientras que se redujo levemente en el Gran Buenos Aires. Sobre esa base la EIL arrojó un virtual estancamiento de los puestos asalariados en el sector privado en comparación con mayo.

Mientras que en el cotejo interanual, el relevamiento se mantuvo expansivo en la mayor parte de las grandes urbes, con excepción de Gran Resistencia que registró una baja de 2,1 por ciento.

En las empresas con hasta 49 personas aumentó 1% el empleo; y en las de más de 200 se elevó 0,9%, en comparación con un año antes. Cayó 0,5% en la franja intermedia
Por rama de actividad, la Encuesta de Indicadores Laborales mostró en mayo recuperación respecto de abril en la construcción 1,7% y en el comercio y restaurantes 0,1%; en tanto en comparación con mayo de 2016 persistieron las desvinculaciones en la industria manufacturera y en el transporte y crecieron las incorporaciones netas en el resto de las ramas de actividad privada.

En el desagregado de la estadística por tamaño de las empresas sobresalieron los extremos: en las de hasta 49 empleados aumentó la dotación 0,1% en el mes y 1% en los pasados doce meses; en tanto en las de más de 200 puestos bajó 0,1% en el mes, pero se expandió 0,9% en un año.

A futuro, “la expectativa neta de empleo fue positiva en 7,8% de los casos: mostró una aceleración respecto del 5,1% de abril”, sintetiza el informe que todos los últimos miércoles de mes difunde anticipadamente a los medios el Ministerio de Trabajo.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here