“Cuando somos felices, cuando nuestra mentalidad y estado de ánimo son positivos, somos más inteligentes, más motivados y, por lo tanto, más exitosos. La felicidad es el centro, y el éxito gira en torno a ella. “, Shawn Achor

Si deseas aumentar tus oportunidades, mejorar tus relaciones y pensar de forma clara y constructiva, debes tener una actitud positiva. De todas las cosas que tratamos de controlar e influenciar, nuestra actitud es lo que siempre está bajo nuestro control. Podemos elegir vivir cada día siendo positivos. Es así de simple.

El liderazgo inspirado y el amor por lo que haces nace de la pasión por un tema o personas. Las personas con un coeficiente emocional alto usan su pasión y su propósito para encender el motor que los impulsa a hacer lo que hacen. Esta pasión es contagiosa: impregna todas las áreas de sus vidas y se contagia a las personas que los rodean.

La pasión es algo así ese “no sé qué” que cuando lo sientes, o incluso cuando lo ves en los demás, simplemente lo sabes. La pasión es el deseo natural, el instinto, el impulso, la ambición y el amor motivado por un sujeto o alguien. La pasión aporta energía positiva que nos ayuda a sostenernos e inspirarnos a querer continuar. Y no es ningún secreto que las personas emocionalmente inteligentes que son apasionadas también están dispuestas a perseverar y avanzar sin importar sus circunstancias.

En Lee Hecht Harrison ARGENTINA desarrollamos mejores líderes para transformar el negocio y el valor de la marca personal. Haga click aquí para más información.

deja una respuesta

Ingrese su comentario
Ingrese su nombre aquí