LA PRODUCTIVIDAD Y EL SUEÑO

0
291

Uno de los objetivos que la mayoría de trabajadores se plantea a diario es cumplir con las exigencias laborales de la mejor manera posible. Sin embargo, el no dormir adecuadamente puede acarrear problemas de estrés y afectar de forma directa en la vida personal y profesional de las personas.

Según un estudio realizado por la Universidad de Cambridge, dormir menos de 6 horas al día reduce la eficiencia en el trabajo; incluso más que fumar o beber, por ejemplo. Cuando dormimos, el estado de relajo físico y mental que alcanzamos nos permite recobrar energía y poder seguir laborando de forma óptima. Por lo que no disponer de las horas de sueño adecuadas puede impactar en la productividad del puesto.

Es importante definir que dormir no significa únicamente, tener un momento de descanso durante el desarrollo de las actividades. En las horas de sueño se activan procesos que ayudan al correcto funcionamiento del organismo, en específico, del cerebro.

Pero, ¿cómo podría influir el no dormir correctamente en el trabajo?

Los cambios repentinos de humor debido a la falta de horas de sueño, no permitirán que los colaboradores trabajen dando su máximo potencial. La irritabilidad, el desgano y el aumento de ansiedad contrubuyen a generar un espacio poco agradable entre los colaboradores de una empresa.

Retraso en el tabajo y acumulación de tareas. Tener sueño acumulado, dificulta el aprendizaje, la resolución de problemas y la capacidad de crear. Las tareas encomendadas, en ocasiones suelen retrasarse por el cansancio constante, dando lugar a la acumulación de pendientes por realizar al día.

En Lee Hecht Harrison ARGENTINA desarrollamos mejores líderes para transformar el negocio y el valor de la marca personal. Haga click aquí para más información.

deja una respuesta

Ingrese su comentario
Ingrese su nombre aquí