LIDERAZGO: DE LA RSE A EMPRESA SOCIAL

0
199

Desde hace décadas que las grandes compañías asumieron un rol de acercamiento y colaboración con las comunidades en las que se insertan.

Lo hacen generalmente desde algún área específica de «relacionamiento» o de Responsabilidad Social Empresaria (RSE), que suele tener un presupuesto propio y metas específicas que, en el mejor de los casos, se relacionan con los objetivos y misión de la compañía.

Pero el último informe de la consultora Deloitte indica que ha llegado el momento de trascender esa etapa para «reconvertir» a toda la compañía en una empresa social.

¿Qué significa esto? Una empresa social es definida como una organización cuya misión combina su crecimiento económico y la generación de ganancias con la necesidad de respetar y brindar apoyo a su entorno y red de «stakeholders».

«Es un enfoque más amplio y abarcador que simplemente tener un área de RSE. Es sostener como objetivo final no sólo el crecimiento de los ingresos y la obtención de beneficios, sino la necesidad de respetar y apoyar su entorno y la red de partes interesadas. Los elementos que la comprenden son, adicionalmente al impacto de la misma en la sociedad en la que opera, la satisfacción de los clientes y de sus empleados, la evaluación de su desempeño financiero y el cumplimiento de las regulaciones», explicó a iProfesional Soledad Ruilopez, Directora de Human Capital de Deloitte Argentina.

No se trataría de un mero cambio de nombre o de mover una pieza del mapa organizacional de un lado a otro; e involucra en primer lugar un tipo distinto de liderazgo.

«Al liderar una empresa social se trata de reconocer que, mientras generan ganancias y brindan retornos sobre la inversión a los accionistas, también deben mejorar las condiciones de las personas, los clientes y las comunidades en las que viven. Y en el mundo actual, con los desafíos sociales en la cresta de la ola, cumplir con estos objetivos requiere una reinvención organizacional a gran escala», detalló la directiva.

Desde el año pasado, a través de distintos estudios la mencionada consultora plantea que hay una combinación de hechos económicos, políticos y sociales que pusieron en jaque a los modelos corporativos tradicionales. Estos son, según describió Ruilopez, las crisis financieras globales con su posterior impacto en lo político y social; y las sociedades en las que va en aumento la conciencia social y ambiental.

Más «cerca de casa» se podrían pensar también las crisis económicas que derivan en una proliferación de populismos alrededor del mundo; movimientos feministas que señalan las inequidades hacia las mujeres y las minorías (incluso en el mundo corporativo), los grandes desastres ecológicos provocados por la ambición empresaria que trascienden a través de los medios y redes sociales; todo deja en evidencia las fallas del sistema.

Logre que los líderes dentro de su organización sean verdaderos impulsores y ejecutores de estrategia de negocios, con los programas de Desarrollo del Liderazgo de Lee Hecht Harrison ARGENTINA . Haga click aquí para más información.

deja una respuesta

Ingrese su comentario
Ingrese su nombre aquí