El aumento tanto del volumen de datos disponibles como de la velocidad y la capacidad para procesarlos abrió para las empresas un nuevo arco de posibilidades para el desarrollo de sus negocios. Marketing, ventas, operaciones, logística: todas las áreas funcionales de las empresas buscan sacar provecho de la ingente cantidad de información, obtenida con gran facilidad, para mejorar los negocios.

Pero para que los datos tengan algún sentido, para que se traduzcan en decisiones, es necesario su captura, administración, procesamiento y análisis. Ahí es donde empezó a delinearse el perfil de una nueva profesión: la del científico de datos. Alguien a quien las empresas están buscando…

“Cuando tenés una práctica nueva que impacta muy claramente en el negocio, la demanda de ese perfil es más alta de lo normal”, dice Gustavo Guaragna, CEO de Snoop Consulting, una consultora de tecnología. Y define tres grandes habilidades que el profesional de los datos debería desarrollar: “Capacidad de interpretar y analizar datos en el marco del negocio, habilidades matemáticas y de estadística y conocimientos sólidos de programación, que ya de por sí es un bien escaso”, señala.

“Los científicos de datos encaran problemas complejos y tratan de resolverlos con el resultado de la aplicación de un algoritmo. Luego se encargan de trabajar en la visualización de esa información y en cómo analizarla”, detalla el consultor.

Marcelo Soria, director de la Maestría en Explotación de Datos y Descubrimiento del Conocimiento de la Universidad de Buenos Aires, que dictan en conjunto Exactas e Ingeniería, también habla de tres patas para el perfil del científico de datos: la estadística; la computación, sobre todo con el aporte que viene del área del aprendizaje automático o machine learning, que es una rama de la inteligencia artificial, y comunicación y visualización.

“El procesamiento de big data es una parte de la profesión. Pero no es todo lo que hace un científico de datos: también puede integrar tipos de información muy diferentes entre sí para contestar alguna pregunta específica”, caracteriza Soria. Según el académico, “en las organizaciones que trabajan bien hay equipos que se ocupan de eso” y que incluyen profesionales con visión de negocios y profesionales con perfiles más técnicos.

En la actualidad, la formación de los científicos de datos en la Argentina se realiza a nivel posgrado. El ITBA, por ejemplo, oferta una Especialización en Ciencia de Datos, aunque también está planificando una carrera de grado específica. “La formación de base arranca por los mismos lugares por donde arranca la ingeniería, matemática, física, química. Arriba de eso, se suma computación, software, arquitectura de base de datos”, enumera Andrés Agres, director de la Escuela de Ingeniería y Gestión del ITBA.

Clarín

El Centro de Formación Profesional de Lee Hecht Harrison fue creado para contribuir al desarrollo del talento en las organizaciones. Conozca el programa de Desarrollo de Liderazgo, dirigido a líderes, futuros líderes y colaboradores, haciendo click aquí.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here