Luego de un año recesivo, la producción industrial arrancó enero con una mejora del 4,8% en comparación con igual período de 2019, aunque aún resulta “prematuro” proyectar un cambio de tendencia, estimó la fundación FIEL.

“Es importante tener presente que los niveles de producción del primer trimestre suelen estar afectados por paradas técnicas de mantenimiento y vacaciones ‐y que en 2019 incluso se anticiparon a diciembre‐ afectando la comparación”, explicó la consultora.

De acuerdo con esta medición, los sectores que mostraron en el inicio del año los mejores rendimientos fueron: la producción automotriz (39,2%), químicos y plásticos (14,6%), metalmecánica (5,6%), papel y celulosa (2,5%), insumos textiles (2%), el proceso de petróleo (0,9%) y los alimentos y bebidas (0,5%), siempre en comparación con enero de 2019.

Por el contrario, los despachos de cigarrillos retrocedieron 5,4%, mientras que la producción de minerales no metálicos lo hizo 5,8% y la siderurgia 11,1%, sobre la misma base de comparación.

Según el Indice de Producción Industrial (IPI) de FIEL, en términos desestacionalizados, avanzó 1,2% en enero respecto del mes anterior.

“Sin embargo, la industria continúa mostrando un panorama de debilidad manteniéndose la condición de estancamiento. En el corto plazo el interrogante que se plantea es la sostenibilidad de los resultados de frágil recuperación observados en diciembre y enero”, agregó la entidad.

Lee Hecht Harrison ARGENTINA conecta individuos con oportunidades de carrera sustentables, mejorando la calidad de vida en su comunidad. Haga click aquí para más información.

deja una respuesta

Ingrese su comentario
Ingrese su nombre aquí