El libro “Los Siete Hábitos de las Personas Altamente Efectivas – Stephen Covey”, se encuentra según las estadísticas, en unos 10 millones de estanterías en todo el mundo.

Sin embargo, ¿se ha producido un incremento de los niveles de éxito mundiales? No. El estudio de las personas fracasadas es más prometedor. Piense en las personas que conoce y que no han tenido éxito. La razón no es la misma en todos los casos pero hay patrones que se repiten.

Dice Lucy Kellaway – Financial Times, estudiando los datos de amigos, conocidos y compañeros de trabajo que no han tenido éxito, he podido crear mis siete hábitos propios de “personas altamente inefectivas”.

Empezando con el menos devastador, los hábitos son los siguientes:

Mal hábito núm. 7: ser técnicamente malo en su trabajo.

Mal hábito núm. 6: aplazar las cosas por pasarse horas, todos los días, jugando al solitario o navegando por Internet. Este hábito no está mal si se practica con moderación.

Mal hábito núm. 5: holgazanería.

Mal hábito núm. 4: quejarse demasiado o amargarse. La gente que se queja sin cesar casi nunca llega a ninguna parte. Esta es la historia del huevo y la gallina: se quejan por su falta de éxito, pero, en mi opinión, su falta de éxito se debe a quejarse continuamente.

Mal hábito núm. 3: ser demasiado desagradable. Si no tienes don de gentes, eres egoísta y haces que los demás se enfaden, probablemente no llegues más allá del primer escalón de la jerarquía.

Mal hábito núm. 2: ser demasiado agradable. Esto hace que uno ascienda, pero cuando uno llega demasiado arriba, puede ser un inconveniente.

Mal hábito núm. 1: No ser nada ambicioso. Esta es la principal causa del fracaso. Si no quieres tener éxito, nunca lo tendrás. Me he esforzado por limitar esta lista a siete hábitos.

Lee Hecht Harrison lo asesora para que grupos e individuos aprendan a afrontar el cambio, fortalezcan su compromiso y mantengan la productividad. Haga click aquí para más información.

deja una respuesta

Ingrese su comentario
Ingrese su nombre aquí