“Trabaje cuatro días y cobre cinco” fue el lema que durante marzo y abril probaron los 240 empleados de una compañía neozelandesa, Perpetual Guardian, dedicada a la administración de fideicomisos, testamentos y planificación patrimonial.

Tras esa experiencia y luego de haber analizado los datos, llegaron a la siguiente conclusión: el compromiso de los empleados mejoró, los niveles de estrés bajaron y la productividad se mantuvo.

Según relata ABC, el fundador la empresa propuso la idea para facilitar el equilibrio entre la vida laboral y personal de sus colaboradores, y ayudarlos a concentrarse en el negocio mientras estuvieran en la oficina.

Además, propuso que un equipo de investigadores de la Universidad de Auckland supervisara la prueba para analizar el impacto en la plantilla.

Si antes de aplicar la reducción de la semana laboral, un 54% de los empleados estaba satisfecho con la relación existente entre su vida laboral y privada, esa cifra aumentó al 78% durante la prueba.

Además, los niveles de estrés del personal disminuyeron en un 7% en general, mientras que la estimulación, el compromiso y una sensación de empoderamiento en el trabajo mejoraron significativamente, con una satisfacción general de vida que aumentó en un 5%.

La dedicación de los trabajadores pasó del 68 al 88 por ciento; su estimulación pasó del 66 al 84 por ciento y su sensación de empoderamiento subió del 68 al 86 por ciento.

Iprofesional

Lee Hecht Harrison lo ayuda a generar un verdadero compromiso entre su gente y su estrategia de negocios para aumentar la productividad, la rentabilidad y la satisfacción del cliente. Haga click aquí para más información.

deja una respuesta

Ingrese su comentario
Ingrese su nombre aquí