Los programas de integración de los nuevos trabajadores también son un paso importante del reclutamiento. Cuanto antes se sientan bienvenidos y preparados para cumplir su función, más rápido tu empresa cosechará los frutos de sus habilidades y experiencia.

Es probable que el directivo designado para esta tarea esté muy ocupado y no tenga tiempo de llevar a cabo una sencilla y comprensible inducción para el nuevo miembro de su equipo, ante lo cual es muy importante ser consciente de que ello podría implicar algunos riesgos.

Los expertos presentan cuatro problemas principales que podrían suponer para tu negocio el hecho de no llevar a cabo un óptimo proceso de adaptación:

Falta de productividad. El nuevo empleado podría avanzar con dificultad y necesitar muchos más meses de los esperados para desenvolverse y trabajar en forma efectiva.

Impacto en la reputación de la compañía. Según una encuesta de la empresa australiana de empleo Seek, más de la mitad (51%) de los entrevistados consideró que la compañía no cumplía con las expectativas iniciales. Los comentarios negativos sobre esta podrían afectar negativamente su capacidad para atraer y retener a los mejores talentos en el futuro.

Pérdida del nuevo empleado. De acuerdo a un estudio reciente de la división australiana de PwC y LinkedIn, el 23% de los nuevos empleados deja su trabajo en los primeros 12 meses.

Impacto en la cultura de la compañía. Tenga en consideración el impacto que podría suponer para sus empleados si un nuevo miembro se va demasiado pronto. Una encuesta reciente elaborada por Australian Human Resources Institute (AHRI) arrojó que más de la mitad (58,5%) de los consultados considera que un alto nivel de rotación tiene un efecto negativo sobre el desempeño del resto de los trabajadores.

En Lee Hecht Harrison ARGENTINA ayudamos a su empresa en la gestión de talento para acelerar los resultados y reducir riesgos. Haga click aquí para más información.

deja una respuesta

Ingrese su comentario
Ingrese su nombre aquí