Shell firmó un contrato con TGS para brindar hasta 1 millón de metros cúbicos de servicios de deshidratación, filtración, acondicionamiento y medición de gas natural en la boca de pozo del bloque Bajada de Añelo operado por la petrolera, y acordó un período mínimo de dos años para estos servicios.

Para fines de este año, las dos empresas planean suscribir un nuevo convenio para inyectar producción al gasoducto Vaca Muerta Norte, que se ajustará en la planta Tratayén, dos proyectos que TGS construirá y pondrá en operación en la Cuenca Neuquina en 2019.

De esta manera, se convertirá en la octava empresa conectada al sistema de gasoductos del operador, uniéndose a Pluspetrol, Pampa Energía, Exxon, GYP, Total, Tecpetrol e YPF, estableciendo así un modelo de negocio para la contratación de todos los servicios midstream. El papel es perforar.

Ambas compañías creen que el acuerdo tiene “potencial para convertirse en el modelo futuro de toda la industria” y “el primer paso en muchas otras oportunidades de cooperación”.

Lee Hecht Harrison ARGENTINA es líder de la industria y por eso su meta es brindar nuevas y mejores oportunidades de empleo a más gente. Haga click aquí para más información.

deja una respuesta

Ingrese su comentario
Ingrese su nombre aquí