APRENDIENDO A SER JEFE

0
71

En algún momento de su carrera, todo profesional sueña con dirigir un equipo de trabajo; pero quienes llegan a esta posición no siempre cuentan con el entendimiento necesario de lo que significa el liderazgo. Más que tener el control sobre un grupo de colaboradores, ser un jefe exitoso significa guiarlos hacia el cumplimiento de objetivos determinados y motivarlos a alcanzar su máximo potencial.

Animar a sus colaboradores

Para tener resultados excelentes, un gran equipo de trabajo necesita sentirse respaldado el todo momento y confiar en que puede avanzar sin miedo. Todo gran líder lo sabe, por lo que los jefes realmente exitosos suelen esforzarse por ofrecer a sus colaboradores el impulso y la libertad necesarios para alcanzar sus metas personales y los objetivos marcados en común.

Reconocer cuando te esfuerzas

Reconocer cuando miembros del equipo hacen un buen trabajo estimula su confianza e incrementa su nivel de satisfacción laboral. Un jefe responsable conoce los beneficios de promover la retroalimentación reconociendo el esfuerzo y los éxitos de sus colaboradores.

Saber que no es perfecto

Un excelente líder sabe que no puede ser perfecto, conoce sus deficiencias y por ello busca considerar la mayor cantidad de ángulos y escenarios posibles antes de actuar. Si es necesario, busca el apoyo de expertos que le proporcionen las herramientas necesarias para amortiguar sus puntos débiles.

Se centra en sus objetivos

Cuanto más grande es una compañía, mayor número de distracciones invaden las oficinas. Un líder exitoso aprende evitarlas y ayuda a sus colaboradores a mantenerse centrados en los objetivos planteados, comunicándolos con precisión.

Involucra a todo su equipo

Cuando un equipo es abandonado a su suerte, es muy probable que pueda desviarse y perder de vista la meta. Un líder exitoso sabe identificar las motivaciones de cada uno de los trabajadores a su cargo para involucrarlo a profundidad con el compromiso de la organización.

Confía en tus habilidades

Los jefes exitosos saben que un ambiente de confianza inicia con su comportamiento, por lo que actúan constantemente para dar un ejemplo de transparencia y fiabilidad.

Te escucha

Cuando un equipo está bien dirigido genera grandes ideas que merecen ser escuchadas, por lo que los buenos jefes se convierten también en oyentes activos de sus colaboradores, incluso cuando nadie habla en voz alta.

Lee Hecht Harrison ayuda a dar el próximo paso mediante estrategias, planificación y tácticas; desarrollando habilidades fundamentales que, al ejecutarlas en forma efectiva, logramos que la persona avance en su carrera hacia una posición en la que se encuentre satisfecha y realizada. Haga click aquí para más información.

deja una respuesta

Ingrese su comentario
Ingrese su nombre aquí