Llegaste a la ronda final de entrevistas y parece que vas a conseguir el trabajo. Es casi seguro que recibirás una oferta. Pero lo que probablemente no sabés, es que detrás de este escenario, el gerente de Contratación envió todos tus documentos al gran “agujero negro” que es Recursos Humanos para que lleguen a un rango salarial dentro del que te harán una oferta.

Quiero desmitificar lo que significa este proceso. Como experta en compensación, establecí miles de salarios, y posiblemente, la mayoría de estas recomendaciones habríam tendido a alcanzar la cifra más alta si el currículum de los candidatos hubiera sido el reflejo de la capacidad del mismo para hacer el trabajo en cuestión.

Con demasiada frecuencia veo hojas de vida inundadas con material irrelevante que no puedo utilizar como un “factor indemnizable”, incluso si suenan como un gran perfil.

Obviamente, no hay dos compañías que tengan la misma metodología para fijar su salario, pero el proceso estándar va un poco en esta línea: mientras que el departamento de compensación podría o no estar involucrado en escribir la descripción de la posición, lo más probable es que la cifra sea asignada por el gerente de Recursos Humanos de acuerdo a lo que diga el currículum, carta de presentación y la descripción de la posición que ellos hayan establecido.

La mayoría de los gerentes de Recursos Humanos espera que el departamento de compensación, si es que existe en esa compañía, pueda llegar a un salario dentro de las 24 horas siguientes a haber recibido la información.

¿Cómo se establecen los salarios? En esencia, establecemos una etiqueta de precio basándonos en lo descripto en la hoja de vida. Que se analiza bajo tres diferentes aspectos:

– La descripción de la posición: basado en lo que comunica el papel, ¿cómo te defines en relación con la descripción de la posición? ¿Eres nueva en este tipo de rol? ¿Tienes experiencia, y si es así, cuánta experiencia? ¿te ubicarías a ti misma en el percentil 60? ¿O en el percentil 75?

Separamos los aspectos que sueles utilizar para juzgar tu experiencia y valorar los factores que se consideran “compensables”. Ignoramos la verborrea que no es relevante para el trabajo.

– Equidad interna: ¿cómo te defines en relación con otros en la empresa que podrían ya estar haciendo ese trabajo, o algo similar? Sin duda vamos a ver sus salarios, las descripciones de posición y si es necesario, también vamos a ver sus CV. Vamos a comparar y “medir” tu experiencia en relación con otros que hacen un trabajo similar.

– El mercado laboral relevante: en otras palabras, ¿qué tan difícil es atraer talento para este puesto? ¿Es relativamente fácil llenar esta posición sin mucho reclutamiento? ¿Cuántas personas aplicaron para la posición? ¿Tal vez eres una profesional experimentada en un campo algo oscuro?

Aquí es donde se evalúa la facilidad con que podrías ser reemplazado. El candidato o candidata será juzgado por lo que está en el papel, y el sueldo reflejará las consecuencias de esta valoración para el resto de su estancia en esa compañía.

Lo más probable es que las personas que establezcan el salario no sean las que entrevistan, sino que sólo se encontrarán contigo en el papel. Así que, por favor, tómate el tiempo para hacer un buen currículum.

Te dejaré con dos pequeñas “pepitas de oro” que harán una diferencia a la hora de que establezcan tu salario inicial:

1. Prepara tu currículum vitae en función de la descripción de la posición
Trata de incluir todas las responsabilidades dominantes enumeradas en la descripción de la posición (la mayoría de las descripciones de la posición enumeran estas responsabilidades en orden de importancia, de más a menos importante).

Esto puede parecer engorroso si se está aplicando a muchos puestos de trabajo, pero si lo hace para el proceso de determinación de sueldos en una de tus aplicaciones, puede hacer una gran diferencia en la cantidad que terminarás ganando.

Por ejemplo: hay un mundo de diferencias matizadas (y por lo tanto se reflejará en la compensación monetaria) entre el “desarrollo de la estrategia gestionada para la repostería de pastel de manzana” y “supervisar el desarrollo de la estrategia para la repostería de pastel de manzana”.

2. Hacer la tarea
Averigua cuánto pagan otras compañías, habla con un “coach” de salario y mira las descripciones de posiciones equivalentes en otras compañías antes de enviar tu currículum vitae. De esta manera tendrás una visión más amplia de lo que realmente se hace en esta posición.

Toda esta investigación también podría ayudarte a obtener mayor información útil que te ayudará a comunicar claramente por qué no sólo vale la pena contratarte, sino que vale la pena contratarte con un salario “por encima del promedio”.

Si terminas tratando de ir por encima de la gama dada al gerente de Contratación, tendrás que demostrar el por qué con datos legítimos. Y tomando en cuenta que quien se encarga del área de compensación probablemente tendrá acceso a datos que tu no (encuestas compradas, sueldos de los empleados, etc), necesitarás el sólido respaldo que sólo los datos confiables pueden dar.

El Centro de Formación Profesional de Lee Hecht Harrison fue creado para contribuir al desarrollo del talento en las organizaciones. Conozca el programa de Desarrollo de Liderazgo, dirigido a líderes, futuros líderes y colaboradores, haciendo click aquí.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here