Winston Churchill decía: “Si tengo que pronunciar un discurso de dos horas, empleo 10 minutos en su preparación. Si se trata de un discurso de 10 minutos, entonces tardo unas dos horas en prepararlo”.
Para todo tipo de presentación en público se proponen las siguientes herramientas:

1) Ganarse a la Audiencia con una buena Introducción, los primeros segundos son muy importantes para causar una buena impresión, con un par de frases que se sepan de memoria que tenga que ver con el tema se rompe el hielo y se consigue la atención de todos.

2) Ensayar la Presentación (o el discurso) muchas veces, como lo hacen los actores, repitiendo las frases en voz alta y aprendiendo el contenido que se quiere expresar.

3) Y pase lo que pase, es fundamental Sonreir, la empatía surge de la comunicación y motivar la atención es una premisa que hará de nuestras palabras un éxito en el oyente.

El Centro de Formación Profesional de Lee Hecht Harrison fue creado para contribuir al desarrollo del talento en las organizaciones. Conozca el programa de Desarrollo de Liderazgo, dirigido a líderes, futuros líderes y colaboradores, haciendo click aquí.

deja una respuesta

Ingrese su comentario
Ingrese su nombre aquí