Una de las cosas que siempre me ha interesado y de las que poca gente habla es cómo saber cuándo aceptar una oportunidad, cómo identificar una buena oportunidad. A veces te empiezan a llegar propuestas interesantes pero tienes poco tiempo o simplemente quieres estar segura antes de comprometerte, no sea que pierdas tiempo, esfuerzo e incluso dinero en algo que al final no merezca la pena o por lo que no sacas ni satisfacción personal.

Tres tips muy sencillos, pero efectivos, te ayudarán a tomar mejores decisiones cada vez que se te presente una oportunidad.

Define tu objetivo. Para estar segura de si merece la pena aceptar o no una oportunidad tienes que tener claros tus objetivos. Tanto si es a nivel profesional como personal, a corto o largo plazo, si sabes lo que quieres te resultará más fácil determinar si esa “oportunidad” te acerca a tu objetivo. Eso es exactamente lo que tienes que tener siempre presente, que cualquier cosa que hagas te acerque aún más a tu objetivo, sea cual sea.

Utiliza una pregunta filtro. La pregunta es: De aquí a 10 años, ¿te arrepentirías de no haber aceptado esta oportunidad? Si la respuesta es sí, no lo pienses más. Esta pregunta filtro es también muy útil a la hora de tomar otros tipos de decisiones.

Analiza las sensaciones. Es normal experimentar miedo y nervios ante algo nuevo, pero hay una forma clara de distinguir si es tu intuición diciéndote que no pierdas el tiempo, o si es simplemente miedo a salir de tu zona de confort y a probar algo nuevo. Si al pensar o hablar de la oportunidad, aunque tengas dudas y miedo, te notas emocionada y se te ilumina la cara, entonces ¡va por ello! Si, por el contrario, parece que te achicas, te encorvas y te agobias, piénsalo una segunda vez. Puedes comentarlo con tus amigos y que ellos vean cómo te comportas cuando les explicas la situación. Muchas veces a alguien de afuera le resulta obvio sólo por tu lenguaje corporal.

Ante una reestructuración, Lee Hecht Harrison asesora en la transición de carrera, para asegurar la continuidad de su negocio, el mantenimiento de su marca, la motivación de sus empleados y la preservación del talento. Haga click aquí para más información.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here