“La mayor parte del tiempo el estrés pasa desapercibido a la conciencia, mas no al cuerpo, de ahí la importancia de poner atención a las señales”

Todos hemos experimentado estrés en el trabajo a pesar de que sea una actividad que nos apasione.

La presión por entregar un proyecto a tiempo, los roces entre el equipo y/o con el jefe, las distracciones constantes ante el ajetreo de la oficina, y los problemas de comunicación que se reflejan en resultados diferentes a los esperados. Estos son algunos de los problemas del día a día que enfrentamos y que logramos sortear con buen ánimo, hasta que su intensidad nos rebasa.

“El estrés es como un ente sigiloso, callado y arribista. La mayor parte del tiempo pasa desapercibido a la conciencia, mas no al cuerpo. La tensión en el cuello, la presión en la cabeza, la dificultad para dormir, el dolor de estómago, la intolerancia de la irritabilidad, nos hacen saber que algo no anda bien”, sostiene la especialista Alejandra Marquez.

La técnica del “PARAR”, consiste en hacer pausas breves y frecuentes a lo largo del día, en especial en momentos difíciles, para calmarnos a conciencia a través de seguir los pasos que refiere el acrónimo:

Para: Haz una pausa en tus actividades.

Atiende: Pon atención a tu estado mental y emocional, determina si te está controlando alguna emoción.

Recuerda: Haz memoria de tus metas y de lo que valoras y es importante para ti.

Aplica: Respira profundamente y no actúes hasta que estés con más tranquilidad.

Regresa: Vuelve a la actividad que estabas realizando con una mente más tranquila y clara.

Lee Hecht Harrison ARGENTINA lo ayuda a generar un verdadero compromiso entre su gente y su estrategia de negocios para aumentar la productividad, la rentabilidad y la satisfacción del cliente. Haga click aquí para más información.

deja una respuesta

Ingrese su comentario
Ingrese su nombre aquí