FUTURO CERCANO CON LA INTERNET DE LAS COSAS -IOT

0
239

“El Internet de las Cosas se basa en la hiperconexión, a través de la cual Internet dejará de ser patrimonio de la informática y pasará a estar presente en cualquier objeto que se nos ocurra (algunos que ni imaginamos). Cada dispositivo que exista estará dotado de conexión a Internet y, en consecuencia, de capacidad para comunicarse con otros objetos. Esta comunicación se llevará a cabo a través de diversos medios como: WiFi, Bluetooth, LTE, 5G, etc. Cada uno de estos objetos conectados a Internet tendrá una IP específica mediante la cual podrá recibir instrucciones, contactar con un servidor externo y enviar los datos que recoja.”

Gartner pronostica que 25 mil millones de «cosas» estarán conectadas para 2021, produciendo un gran volumen de datos. La inteligencia artificial se aplicará a una amplia gama de información del IoT, incluyendo video, imágenes, voz, actividad de tráfico de red y datos de sensores. El panorama tecnológico para la IA es complejo y seguirá siéndolo hasta el 2023, donde tendrán lugar muchos proveedores de IT. A pesar de esta complejidad, será posible lograr buenos resultados con la Inteligencia Artificial en una amplia gama de situaciones de IoT. Como resultado, los CIO deben crear una organización con las herramientas y habilidades para explotar la IA en su estrategia de IoT.

A medida que el IoT crece, también lo harán los problemas sociales, legales y éticos. Estos incluyen la propiedad de los datos y temas relacionados con la privacidad, el sesgo algorítmico y la Protección de Datos. Jones afirma que «los CIO tendrán que educarse a sí mismos y a su personal y considerar la formación en grupos como consejos de ética para revisar la estrategia corporativa»

Para 2023, la compra y venta de datos de IoT se convertirá en una parte esencial de muchos sistemas de IoT. Los CIO deben educar a sus organizaciones sobre los riesgos y oportunidades relacionados con el intercambio de datos para establecer las políticas de IT requeridas en esta área y para asesorar a otras partes de la organización.

La red IoT implica equilibrar un conjunto de requisitos de la competencia, como el costo del punto final, el consumo de energía, el ancho de banda, la latencia, la densidad de conexión, el costo de operación, la calidad del servicio y el rango. Ninguna tecnología de red única optimiza todo esto y las nuevas tecnologías de red IoT brindarán a los CIO opciones y flexibilidad adicionales. En particular, deberían explorar 5G, la próxima generación de satélites en órbita terrestre baja, y redes de retrodispersión.

Lee Hecht Harrison ARGENTINA lo asesora para que grupos e individuos aprendan a afrontar el cambio, fortalezcan su compromiso y mantengan la productividad. Haga click aquí para más información.

deja una respuesta

Ingrese su comentario
Ingrese su nombre aquí