LAS CUALIDADES NATAS DE LOS LIDERES

0
577

“El liderazgo se puede aprender, pero hay personas a quienes las dotes para ello les vienen de cuna”.

En estos líderes reconocemos ciertas cualidades como el escuchar y observar, el ganar la confianza de los demás, una inquietud de curiosidad que canaliza en un aprender permanente. Hacer listas que incluyen lo importante y lo accesorio. Saben delegar. Y como frutilla de postre se las ingenian para estar presentes con su familia y amigos.

Escuchan y observan. Para los líderes de cuna, todo es susceptible de ser una fuente clave de información. Su gran capacidad de escucha y observación les lleva a percibir ciertas cosas importantes que para los demás quizá pasan más desapercibidas.

Se mueven. “Como casi todo ser humano”, pensarás, pero no os referimos al mero hecho de realizar un movimiento físico, sino de mover hilos, de hacer contactos, de comprometerse a hacer algo y cumplirlo, de ganar la confianza de los demás.

Consideran que el aprendizaje es vitalicio. Nunca dejan de aprender y creen que de todo se puede aprender: de una conversación, de una película… De todo. Para bien y para mal, nunca se acuestan si saber algo más para evolucionar.

Elaboran listas. Los líderes apuntan lo que tienen que hacer y se enorgullecen de ir tachando cosas de sus listas por pequeñas que sean porque todo suma. Esto además les ayuda a mantener su autoestima haciéndoles ver más claramente todo lo que hacen.

Saben delegar. Son conscientes de que no pueden ser omnipresentes y ser el perejil de todas las salsas, que eso agota y los demás también deben tener oportunidades. Un buen líder conoce a los que tiene a su alrededor y no duda en dejar cosas a su cargo.

No descuidan su vida personal. Los buenos líderes saben que el liderazgo y la vida personal no son incompatibles y que, de hecho, una cosa sin la otra nunca les dará una felicidad plena. Saben que es necesario tener una vía de escape llamada amigos y familia.

En Lee Hecht Harrison, desarrollamos mejores líderes para transformar el negocio y el valor de la marca personal. Haga click aquí para más información.

deja una respuesta

Ingrese su comentario
Ingrese su nombre aquí