LAS FASES DEL OUTPLACEMENT

0
124

El outplacement se está convirtiendo en una herramienta cada día más popular entre los ejecutivos, debido a que las fusiones, adquisiciones y reestructuraciones empresariales dan lugar a procesos de reubicación de profesionales casi constantes.

Esta modalidad se basa en la recolocación de personas y es un servicio que consiste en un conjunto de técnicas o medidas que las compañías ofrecen a los empleados, antes de su desvinculación de la empresa, para que cuenten con todos los elementos necesarios para la búsqueda de un nuevo empleo.

El Outplacement normalmente se realiza mediante la contratación de una consultoría y tiene importantes beneficios para el candidato porque mejora considerablemente lo que inicialmente podría ser una situación traumática para él y su entorno familiar, pero también para la empresa porque repercute positivamente sobre la imagen de la firma y preserva el clima laboral interno, que podría verse perjudicado después de los despidos.

Podemos decir que el proceso de Outplacement se divide en cinco fases:

Balance. En este primer paso, los consultores se encargan de descubrir e identificar las capacidades, habilidades y conocimientos del candidato y como puede desarrollarlas, así como sus ambiciones y motivaciones.

Proyecto profesional. En función del análisis de la evaluación del balance, se elabora el proyecto y se valoran los resultados. Este proceso permite a los consultores dar coherencia al perfil profesional del candidato y en función de la relación oferta-demanda, desarrollar sus potenciales. El proyecto puede ir encaminado en cuatro vertientes:

– Continuidad: se buscan ofertas similares al puesto anterior

– Cambio: se modifica el puesto o el sector

– Ruptura: entran en juego todas las variables posibles

– Emprendedor: se orienta a la creación de un proyecto de negocio

Plan de acción. En esta etapa se desarrolla un plan de carrera que incluye las estrategias de búsqueda a seguir en función del proyecto confeccionando y se elaboran las herramientas de comunicación. Capacitadores especializados entrenan al candidato para identificar objetivos, abordar con éxito la búsqueda del nuevo puesto de trabajo y afrontar los duros procesos de selección.

Campaña de búsqueda. Una vez terminado el plan de carrera, se eligen las vías de acceso para la búsqueda de ofertas de trabajo -agencias de colocación, creación de negocio, mailing, prensa y red de contactos-. El consultor guía al candidato y le va proporcionando ofertas laborales de acuerdo con su perfil profesional, en un plazo de tiempo breve.

Proceso de integración. Esta última etapa se desarrolla al iniciarse la nueva actividad profesional. Muchos consultores hacen un seguimiento del candidatos en su nuevo puesto y dan por finalizado el proceso al cabo de un año más o menos, o cuando el candidato está plenamente satisfecho e integrado en su nuevo puesto de trabajo.

Lee Hecht Harrison conecta individuos con oportunidades de carrera sustentables, mejorando la calidad de vida en su comunidad. Haga click aquí para más información.

deja una respuesta

Ingrese su comentario
Ingrese su nombre aquí