Hoy día, uno de los hábitos profesionales menos saludables es presumir lo poco que se durmió la noche anterior. Aunque es admirable que una persona esté dispuesta a sacrificarlo todo por conseguir sus objetivos, aun si esto implica aventarse un maratón laboral de 48 horas, esto es más contraproducente que efectivo.

Para emprendedores super exitosos como Arianna Huffington y Marc Andreessen, publica Entrepreneur, descansar lo necesario es una prioridad. Los trabajadores que se desvelan con frecuencia se agotan, y esto se ve reflejado en su productividad.

De acuerdo con la división de del sueño de la escuela médica de Harvard, las consecuencias de no dormir suficiente son desastrosas para tu salud y tu desempeño laboral. “En el corto plazo, la falta de sueño puede afectar tu juicio, estado de ánimo, habilidad para retener información y aprender, y puede aumentar el riesgo de sufrir accidentes graves. En el largo plazo, la falta de sueño crónica puede derivar en un gran número de problemas de salud, como obesidad, diabetes, enfermedades cardiovasculares e incluso la muerte”.

A menudo, los trabajadores desvelados se sorprenden a sí mismos mirando fijamente a una pantalla en blanco, luchando por completar tareas, actuando de manera agresiva, sintiéndose irritable u olvidando completar asignaciones importantes. Los riesgos de dormir menos para “ganar” una o dos horas de trabajo superan por mucho a los beneficios, que, ciertamente, son pocos.

En Lee Hecht Harrison ARGENTINA desarrollamos mejores líderes para transformar el negocio y el valor de la marca personal. Haga click aquí para más información.

deja una respuesta

Ingrese su comentario
Ingrese su nombre aquí