Hoy, la concepción del trabajo y el significado de carrera cambiaron radicalmente. ¿Qué función nos brinda el tener una carrera profesional? ¿El haber elegido en algún momento lo que deseamos ser o las metas que queríamos alcanzar? La respuesta se encuentra en agilizar un proceso que nos permita repensar nuestra propia carrera profesional e ir eligiendo nuestros propios trayectos. Se trata de planificar en dónde queremos estar pero, a su vez, cómo debemos trabajar estratégicamente para arribar al punto de llegada que deseamos.

Ya no existe el empleo de por vida, lo que origina que el ciclo del profesional en una empresa sea cada día más corto. Hoy, la planificación de la carrera laboral es vital para todo profesional, no importando ni el sector ni el nivel en el cual se desempeñe. Es que la necesidad humana que hay detrás es la de crecimiento y desarrollo. Es dar respuesta a lo que se dio en llamar rediseñar o reinventar nuestra propia carrera: darle sentido a nuestras metas frente a nuevas exigencias de un mercado laboral que se presenta desafiante.

Gestionar la carrera profesional es un proceso continuo, de preparación, implementación y monitoreo de objetivos posibles de carrera, iniciados por el individuo solo o en concertación con los sistemas de desarrollo de carrera de las organizaciones en general. Uno de los aspectos más desafiantes del manejo de la carrera, desde la perspectiva del individuo en la vida moderna, es equilibrar el proyecto de vida que cada uno decide construir y la carrera laboral a transitar.

De ahí la necesidad de una autoevaluación o evaluación constante y asistida para desarrollar el foco de carrera y no dejar esa tarea a cargo del azar. El conocimiento, la información y la toma de conciencia sobre los roles y sus equilibrios en el ciclo vital, resultan claves. Lo mismo sucede con los síntomas y peligros de las crisis, la forma de sortearlos, las habilidades predominantes en la persona y sus anclas de carrera. Todo esto es vital en el desarrollo de una carrera exitosa, que depende cada vez más del individuo y menos de la acción de la organización que no la puede garantizar.

Pensar en nuestra carrera y tratar de reinventarnos es tener un lugar en el mercado. Pero debemos prepararnos para ello, armar nuestro propio plan, en el que jugará como variable interesante nuestra experiencia. Y por otro lado, es imprescindible saber reconocer qué necesitan hoy las empresas del perfil propio, qué nuevas competencias se pueden aportar y qué habilidades convierten a cada uno en empleable, en los nuevos escenarios.

Gustavo Dos Santos

El Centro de Formación Profesional de Lee Hecht Harrison fue creado para contribuir al desarrollo del talento en las organizaciones. Conozca el programa de Desarrollo de Liderazgo, dirigido a líderes, futuros líderes y colaboradores, haciendo click aquí.

deja una respuesta

Ingrese su comentario
Ingrese su nombre aquí