Además de saber trabajar en equipo, motivar, ser proactivo, adaptable a la presión y los cambios y aceptar todo con una sonrisa para demostrar inteligencia emocional; hay que agregar otras habilidades para marcar la diferencia y destacarse en cualquier profesión. Aquí destacamos las sugeridas por los especialistas en RR.HH.

Programación

Aconsejamos aprender a programar. Aún cuando el puesto buscado no tenga relación con el rubro de IT, las empresas prestan especial atención a quienes tienen la capacidad de entender estos múltiples lenguajes.

Inglés

“Sin dudas, sigue siendo el idioma de los negocios, el que por excelencia facilita insertarse en el mundo”. “La mayoría de las multinacionales tiene su casa matriz afuera, entonces sí o sí saber inglés es un requisito deseable para poder comunicarse con el exterior”.

El inglés es la tercer lengua más hablada del planeta, después del chino y el español. Sin embargo, aunque el 20 por ciento de la población mundial hable la lengua del gigante asiático y la búsqueda de mercados apunte cada vez más fuerte hacia el este, los analistas aconsejan no perder el foco del idioma anglosajón. “No sé si el chino será el idioma del futuro, pero la verdad es que ellos hoy negocian con el resto del mundo en inglés”. Desde la Argentina sería muy útil sumar el portugués, por nuestra proximidad con Brasil.

Organización de la empresa y negocios

“En cualquier compañía, sea de servicios o de producto, uno tiene que saber hacia dónde va el negocio y cómo es la cadena en la que se participa”.  Aprender principios de administración, métodos para mostrar y vender productos o servicios, y estrategias de marketing y posicionamiento web siempre va a ser un plus, según las consultoras.

Comunicación efectiva

La forma en la que un profesional se comunique va a ser relevante y muchas veces determinante para su carrera.
“Podés tener muchos conocimientos, pero si no sabés transmitir bien un mensaje o redactar un e-mail, se pueden generar situaciones de conflicto que serían totalmente evitables”.

A la hora de hacer una presentación frente a jefes, pedir a un proveedor, explicar un proceso, aclarar un malentendido o coordinar una tarea con un colega, la buena comunicación siempre va a terminar de definir el éxito de estas situaciones cotidianas.

Lee Hecht Harrison lo ayuda a generar un verdadero compromiso entre su gente y su estrategia de negocios para aumentar la productividad, la rentabilidad y la satisfacción del cliente. Haga click aquí para más información.

deja una respuesta

Ingrese su comentario
Ingrese su nombre aquí