Las organizaciones se enfrentan a una evolución permanente que exige realizar cambios importantes en sus procesos, productos y/o servicios, con la intención de satisfacer sus demandas. Su habilidad es la velocidad de respuesta que se reflejará con las capacidades de adaptación y aprendizaje desarrollado internamente.

Es necesario que una organización, contemple la necesidad de formular e implementar estrategias que promuevan las capacidades de adaptación y aprendizaje. Los dos procesos son:

la auto-organización y
el aprendizaje organizacional, si ambos se aplican en la empresa, se podrá reforzar el contexto de una organización que aprende.

La auto-organización, es un proceso que permite establecer orden y estabilidad entre los elementos de un sistema que interactúa en un ambiente complejo; es decir, en una empresa, se manifiesta en acciones orientadas a: analizar información de una diversidad de factores ambientales que influyen en sus actividades, estudiar sus características, reflexionar la respuesta necesaria, e implementar esfuerzos que permitan adaptarse de una manera ordenada y sistematizada.

El aprendizaje organizacional, es un proceso que: percibe, codifica, adecúa, almacena y transmite, información de y para el medio ambiente, a través de conocimientos, habilidades, experiencias y comportamientos formados por la persona, con la finalidad de responder competentemente.

El valor agregado se manifiesta cuando lo anterior se comparte y enriquece con sus compañeros de trabajo, clientes y abastecedores de recursos, a fin de saber responder eficientemente en el logro de responsabilidades, tanto de manera individual, grupal y organizacionalmente.

Si ambos procesos son alineados a las estrategias de una organización, se tendrá la facilidad de adaptarse al entorno, además de desarrollar conocimientos que enriquecen las capacidades de respuesta, de esta forma, la empresa aprende.

Por lo tanto, una organización que aprende se orienta a incrementar la competitividad, además de alcanzar niveles de desempeño que permite enfrentar los cambios de un entorno al que se puede adaptar, siempre y cuando establezca un control en su interacción.

El Centro de Formación Profesional de Lee Hecht Harrison fue creado para contribuir al desarrollo del talento en las organizaciones. Conozca el programa de Desarrollo de Liderazgo, dirigido a líderes, futuros líderes y colaboradores, haciendo click aquí.

deja una respuesta

Ingrese su comentario
Ingrese su nombre aquí