La construcción de una marca personal no es cosa de dos días o de una semana de trabajo intenso, sino que debe ser un ejercicio diario. Y no solo es una faceta reservada para los emprendedores o altos cargos de las compañías, también pueden (y de hecho, deben) ejercerla cualquier tipo de profesional. Si lo de la marca personal todavía te suena muy lejano y no sabes por dónde empezar, aquí tienes cinco pautas no solo para generar tu propio branding, también para impulsar a las personas de tu alrededor a que hagan lo mismo.

1.Identificar y destacar lo que te hace único. Todo profesional tiene una peculiar que lo hace único en el planeta, ya sea una capacidad para afrontar las adversidades con actitud positiva como una historia inspiradora que, de hecho, es la que te impulsó a abrir tu propio negocio. Piensa detenidamente en cuál es ese rasgo en tu caso, identifica los factores y resáltalo cada vez que haga falta echar mano de tu marca personal.

2. Enseñar constantemente a los demás. Piensa en líderes de opinión del desarrollo personal o del mundo de la inversión: sus marcas personales son visibles desde la luna dentro de sus industrias, y gran parte de su éxito se lo deben a su habilidad para enseñar a otros a ser personas de éxito. Probablemente, el líder en el que estás pensando escribe artículos en medios potentes, tienen una presencia frecuente en los medios y ayudan a generar conexiones entre profesionales. De esta forma, estás fortaleciendo constantemente su autoridad en el terreno en el que compiten.

3. No pierdas de vista a otros ejemplos de marca personal. Ahorrarás tiempo y esfuerzo en la búsqueda de ejercicios para crear tu marca personal. Si averiguas lo que les ha funcionado a otras personas que te parezcan líderes, podrás aplicar su caso de éxito a tu propio proceso personal.

4. Construye una buena narrativa de tu carrera. Informa de tu propia historia, y no te saltes ni un detalle de tus hitos. No olvides introducir elementos personales y motivacionales para que tu relato no sea únicamente una retahíla de logros profesionales. A la gente le gusta ver a la persona que hay detrás del líder. Expón esa narrativa en todas las plataformas y ocasiones que estén a tu alcance: desde tu blog personal y tus redes sociales a las conferencias que impartas.

5. Vuélcate en el social media. Las redes sociales son el escenario perfecto para explotar al máximo tu marca personal. Conéctate con otros perfiles y empieza a exponer tu contenido propio y original para enseñar, entretener y aportar valor añadido. Ofrece consejos de liderazgo y comparte historias únicas desde tu visión en el núcleo de tu negocio o de tu puesto profesional. Las citas motivadoras de otros líderes funcionan muy bien en las redes sociales. Eso sí, recuerda que las redes son otro canal de comunicación, casi una extensión de ti mismo: cuídalo, mantenlas alejadas de polémicas perniciosas y transmite una actitud positiva.

Forbes

En Lee Hecht Harrison ARGENTINA desarrollamos mejores líderes para transformar el negocio y el valor de la marca personal. Haga click aquí para más información.

deja una respuesta

Ingrese su comentario
Ingrese su nombre aquí