PEQUEÑOS CAMBIOS = GRANDES RESULTADOS

0
230

¡Basta de quejarse!

¿No te cansan las personas que se quejan constantemente? Entonces ¿por qué ser una de ellas? La queja es un hábito nocivo que no resuelve absolutamente nada. Conviene que reemplaces la queja, que es destructiva, por una expresión constructiva. Así, de a poco cambiarás el patrón de conducta.

Terminar con el pesimismo

Debes aprender a fluir, a flexibilizarte. Los pensamientos negativos tienen la cualidad de agigantarse. Si mantienes una visión negativa de todo, poco podrás hacer por cambiar las cosas, por encontrar felicidad en esa espiral descendente. Busca el justo medio: Es preferible una actitud neutral, observar en perspectiva. No reacciones, piensa y luego expresa. Tómate un momento para evitar responder con lo peor de ti.

¡Por favor! Un poco de orden

Muchos estudios sostienen que, lo que mostramos en nuestro exterior es el reflejo de nuestro interior. Por lo que, si nuestro espacio de trabajo es un caos, al igual que nuestra agenda y nuestra vida personal, eso afectará nuestra energía, porque la falta de orden mantiene al cerebro en constante funcionamiento en pos de organizarse. Consejo: Un paso a la vez. De lo simple a lo complejo. Haz listas de lo que quieres lograr, lleva una agenda. Organiza tu escritorio y deshazte de lo que no usas. Mantén tu hogar pulcro. Dona aquello que ya no necesitas. Eso, mueve energía estancada y permite que entre nueva. El orden se hará espacio en tu vida desde afuera hacia adentro.

Opinar por opinar

Todos tenemos opinión y queremos expresarla. Está muy bien, pero andar señalando defectos en los demás (especialmente sin ver los propios) desgasta tanto la propia energía como la ajena. Exprésate, pero empieza por ti. Empela frases como “Desde mi punto de vista”, “Sugiero que podríamos…”, “A modo de aporte”, etc. De ese modo participas pero en forma constructiva.

Preocuparse demasiado

La negatividad y la ansiedad te hacen ver todo malo y catastrófico. ¿Quién quiere vivir así? Si eres de las personas que se adelantan a los acontecimientos e imaginas toda serie de desgracias, ¡Detente ahora mismo! Es mejor ocuparse que pre-ocuparse.

<strong><a href=”http://lhh-argentina.com.ar”>Lee Hecht Harrison</a> lo ayuda a generar un verdadero compromiso entre su gente y su estrategia de negocios para aumentar la productividad, la rentabilidad y la satisfacción del cliente. Haga <a href=”http://lhh-argentina.com.ar/cfp”>click aquí</a> para más información.</strong>

 

deja una respuesta

Ingrese su comentario
Ingrese su nombre aquí