La incertidumbre económica que viven actualmente algunos países de la región ha llevado a que muchas empresas, sin importar su tamaño, estén optando por espacios de trabajo colaborativo por los beneficios que esto conlleva.

Las facilidades que producen son:

Generalmente estos espacios dan acceso a oportunidades de negocio únicas, evitando sobrecargar a sus miembros con los gastos de capital totales. Esto se logra al amortizar la contribución de equipamiento estándar, cobrando a los miembros únicamente durante el tiempo que ocupan la oficina. De esta forma, se ofrece la posibilidad de acceder a espacios de diseño listos para entrar con una exposición de capital reducida.

Algunos espacios de coworking ofrecen una tarifa fija con subidas anuales basadas en los costes de la propiedad, los gastos operativos, las mejoras de capital amortizadas y las tarifas de gestión.

Para alquilar estos espacios se ofrecen períodos de contrato flexibles o más cortos a los que suelen encontrarse en el mercado. Cada uno elige lo que es mejor para su empresa o para su pyme o para él mismo, eligiendo entre contratos que oscilan entre 1 mes y 15 años.

Con las oficinas colaborativas las empresas pueden utilizar el espacio de manera más eficiente. En primer lugar, suelen trabajar con densidades superiores a la de los espacios de trabajo tradicionales y se usan datos para determinar el diseño óptimo con el fin de equilibrar la comodidad de los empleados y su capacidad de colaboración.

En segundo lugar, los miembros disponen de acceso a una amplia gama de servicios compartidos, como cocinas, salones y salas de reuniones. El acceso a estos recursos en función de sus necesidades permite que las empresas puedan reducir sus requisitos directos en materia de espacio.

Lee Hecht Harrison ARGENTINA lo asesora para que grupos e individuos aprendan a afrontar el cambio, fortalezcan su compromiso y mantengan la productividad. Haga click aquí para más información.

deja una respuesta

Ingrese su comentario
Ingrese su nombre aquí