Suele suceder que las personas de dividan a sí mismas, separando lo que les pasa como seres individuales y su comportamiento organizacional. Sin embargo, desde las enseñanzas de Freud hasta Stanislav Grof, la psicología transpersonal y el coaching, hay herramientas para observar el compartimiento individual y trasladarlo a lo grupal.

En el postulado de Stan Grof se habla de un sistema de matrices perinatales (previas al nacimiento) que influencian la vida. Nuestro cuerpo guarda en su memoria estos registros y un sistema denominado Coex (de experiencias condensadas) registra corporal, energética y emocionalmente las experiencias. Todo esto queda registrado en la psiquis profunda y se transforma en patrones que reiteramos.

¿Qué significa? Que lo que nos pasó pone un filtro para nuestro accionar individual, grupal y organizacional. A la hora de estudiar los grupos de trabajo, intervienen muchas variantes que no permiten generalizar. No obstante, hay un factor común y está dado por las relaciones humanas.

Somos la misma persona en todos los ámbitos, pero no siempre nos comportamos igual, influenciados por el medio y nuestro mundo emocional. Nunca cumpliremos el “pongo un pie en la calle y me olvido del trabajo”. No puede ganarse esa batalla inútil. En lo que se trabaja es en concientizar respecto del mundo emocional de los miembros de un equipo de trabajo, lo que trae beneficios individuales y grupales.

Encontrar un balance entre lo laboral y lo personal es uno de los problemas que enfrentan las empresas. En este enfoque, primero se pone el foco en los objetivos personales. Un alto porcentaje de las personas no tiene bien definido lo que quiere en la vida, sus objetivos y deseos. Esto es un gran obstáculo para balancear y equiparar los objetivos laborales, ya que pueden sentirse muy elevados o agobiantes. ¿En qué incide querer comprar una casa o viajar en nuestras prioridades laborales?

Inmediatamente después, tengo que definir qué tipo de trabajo quiero, de cuántas horas y qué compromiso, ya que cumplir con mis pautas me dará la posibilidad de acceder a lo que deseo. El solo hecho de tener definido esto hace que estar en una organización sea diferente: la presencia, el compromiso y el humor.

Las organizaciones deben tener en cuenta, a la hora de exponer sus objetivos, cómo encajan en cada integrante de su equipo y las personas deben tener en cuenta cómo armonizan sus objetivos personales con los laborales, dado que influenciará su rendimiento y motivación.

En Lee Hecht Harrison, desarrollamos mejores líderes para transformar el negocio y el valor de la marca personal. Haga click aquí para más información.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here