EL LIDER Y SU INTELIGENCIA EMOCIONAL

0
158

“El liderazgo no tiene que ver con el control de los demás sino con el arte de persuadirles para colaborar en la construcción de un objetivo común”, Daniel Goleman

La Inteligencia Emocional es un punto importante para ser líder o destacar en algunas tareas. También es necesaria para mantener una vida sana. El enfoque del Líder tiene que estar respaldado por su autenticidad, su capacidad de aprender y renovarse y contruir vínculos verdaderos con sus colaboradores.

Según, Psychology Today, la Inteligencia Emocional es contar con la habilidad de entender y manejar tanto los sentimientos propios como los de otras personas. Esta capacidad es crucial para manejar a un equipo de personas de forma efectiva, según la Harvard Business School.

Ser un líder auténtico

Hoy en día, hasta las marcas deben convencer al público que sus intenciones son sinceras y congruentes con su mensaje comercial. En este sentido, un líder también debe someterse a estos mismos estándares. Si la persona al frente de un equipo no puede reflejar la sinceridad de sus intenciones, no podrá jamás transmitir confianza. Cuando este factor falla, es imposible motivar a los colaboradores y generar la lealtad necesaria para sacar adelante un proyecto.

Aprender constantemente

Ninguna persona nace sabiéndolo todo. De hecho, el camino de un líder es el de un eterno proceso de conocimiento y actualización. No solo se debe estar siempre buscando mejores formas de gestionar a los colaboradores. También es necesario invertir en estar siempre al pendiente de las ideas y desarrollos más nuevos de la industria. Solo de esta manera se puede tener una visión suficientemente amplia del panorama para llevar al equipo a un curso de éxito.

Construir relaciones líder-colaboradores

Siempre debe existir una distancia saludable entre la base del equipo y quien está enfrente de las iniciativas. La amistad, en una relación inequitativa de poder, puede ser más un problema de lo que es una ayuda. Pero esto no significa que un líder debe ser una figura distante y fría para las personas que dirige. Se puede tener una distancia saludable y al mismo tiempo crear lazos sólidos, cálidos y duraderos. En este balance está la clave de la motivación a largo plazo.

Logre que los líderes dentro de su organización sean verdaderos impulsores y ejecutores de estrategia de negocios, con los programas de Desarrollo del Liderazgo de Lee Hecht Harrison ARGENTINA . Haga click aquí para más información.

deja una respuesta

Ingrese su comentario
Ingrese su nombre aquí