Los cambios que derraman a partir de la tecnología impactan la organización en tres aspectos fundamentales: el trabajo, la fuerza de trabajo y el lugar de trabajo. Estos tres conceptos permiten no solamente entender lo que está pasando, sino también abordar cambios de forma más ordenada.

Cambios en el trabajo: el «qué»

La tecnología, en sus diversas opciones, está cambiando el trabajo de dos formas:

O bien, puede liberar tiempo porque toma a cargo las actividades basadas en tareas. Ejemplo: automatización de procesos a través de robotización. Puede permitir a los trabajadores identificar problemas u oportunidades difíciles de encontrar. Algunos ejemplos de esto son las plataformas de analítica avanzada o tecnología de diseño generativo.

No hay un sector que no deba preocuparse por proyectarse a mediano plazo hoy para entender cómo van a cambiar sus posiciones clave en el futuro, y poder prepararse a tiempo.

Cambios en la fuerza del trabajo: el «quién»

Las opciones de talento son cada vez más amplias. Desde una perspectiva de diseño organizacional, reclutamiento y desarrollo de capacidades, se considera ahora un continuo que va desde el empleado de tiempo completo que tengo en mi organización, hasta el robot que será la capacidad que quiero adquirir, pasando por joint ventures, subcontratistas, fuerza de trabajo contingente y crowd.

Como con la tecnología, el objetivo no es remplazar cada trabajador tradicional de mi empresa con un externo: es reconocer las oportunidades y pensar el trabajo de manera diferente para definir la mejor capacidad y talento posible.

Trabajo remoto

La tendencia del trabajo remoto ha llegado a una mayor cantidad de organizaciones están aprovechando esquemas de flexibilidad para administrar el crecimiento en el número de trabajadores, y adaptarse a una nueva cultura de trabajo que el talento requiere más comúnmente.

El disparador de esto es también la tecnología: si puedo trabajar de forma eficiente desde cualquier lugar y estar en comunicación con mi equipo de trabajo, ¿por qué tendría que estar físicamente en las oficinas de mi empresa?

La oportunidad para las empresas está en repensar el trabajo actual, sin creer que las organizaciones que tendrán éxito en el futuro son aquellas que solamente remplacen su fuerza de trabajo con automatización.

Los trabajos cambiarán. Algunas actividades laborales o una proporción de ellas desaparecerán, dando lugar a nuevas tareas que las personas aprenderán a desarrollar.

Lee Hecht Harrison ARGENTINA lo asesora para que grupos e individuos aprendan a afrontar el cambio, fortalezcan su compromiso y mantengan la productividad. Haga click aquí para más información.

deja una respuesta

Ingrese su comentario
Ingrese su nombre aquí