ENTREVISTA GRUPAL EN EL PROCESO DE SELECCIÓN

0
37

Ante las búsquedas masivas de jóvenes estudiantes o profesionales tiende a extenderse un nuevo método de selección: las entrevistas grupales. Estas se están imponiendo por peso propio frente a la necesidad de elegir a diez o veinte personas entre miles de candidatos.

Cuando las empresas toman la decisión de implementar los conocidos programas de jóvenes profesionales, trainees, prácticas rentadas, becas, pasantías o cualquiera sea la denominación que se les adscriba, es frecuente que reciban entre 900 y 1800 curriculum, según sea la amplitud de la convocatoria.

Es decir, desde el punto cuantitativo, utilizando el proceso habitual de selección individual, sería imposible mantener una línea de trabajo prolija y profesional, cuando se debe atender y satisfacer las múltiples exigencias de un proceso de tal magnitud y en un breve periodo de tiempo. Más aún, si se tiene en cuenta que los funcionarios de línea, pertenecientes a las gerencias demandantes, también deberían realizar una gran cantidad de entrevistas para elegir a los finalistas y efectuar el natural intercambio de información con sus colegas del área de personal.

Otro motivo para aplicar la dinámica de grupo en los procesos de selección tiene que ver con la actual tendencia de trabajo dentro de las empresas. Las exigencias de socialización se hacen cada vez más evidente en los distintos niveles de la organización, desde el comité de fábrica en donde los operarios discuten los problemas vinculados con la calidad, productividad, y mejoramiento de las condiciones de trabajo, hasta los comités de gerencia donde los máximos dirigentes analizan la estrategia a seguir para enfrentar exitosamente las exigencias de un mercado cada vez más competitivo y reducido, ponen de manifiesto cuáles son los atributos dominantes en las conductas de los nuevos empleados.

Esta metodología orienta a los postulantes a trabajar en grupo desde el inicio de su vínculo con la compañía, tal como deberían hacerlo a partir de su ingreso a la misma.

La dinámica de grupo implica que los jefes y gerentes, lejos de recibir a los postulantes seleccionados, deben estar presentes en el desarrollo de las actividades grupales, lo que enriquece la toma de decisión y aporta un mayor nivel de confiabilidad. En última instancia, son ellos quienes saben mejor que nadie cual es el perfil laboral de los jóvenes que mejor se asimilarán a su área de trabajo y tienen el derecho de elegir entre un grupo de jóvenes capaces y habilidosos.

La incorporación de profesionales de distintas áreas al equipo de evaluación, jerarquizó el proceso de selección y le dio una nueva dimensión. Implica trabajar para aunar criterios, clarificar la estructura de valores de la empresa, definir el estilo del joven que mejor se adapte a la cultura vigente, generar los espacios para el entrenamiento, clarificar los roles a asumir y construir los casos de estudios que sirvan de disparadores a la actividad grupal.

La experiencia de una década de trabajo aplicando técnicas de dinámica de grupo en la selección de jóvenes, me permite afirmar la utilidad de las mismas. No obstante, debe enfatizarse que para lograr éxito en su aplicación se requiere de un conocimiento muy especializado, suficiente experiencia, y fundamentalmente una actitud de equilibrio y humildad personal en quienes la aplican.

En Lee Hecht Harrison asesoramos a los individuos en el desarrollo de su carrera dentro de la organización o en su etapa de transición hacia nuevas oportunidades de empleo. Haga click aquí para más información.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here