EXCUSAS MÁS CREATIVAS PARA NO APARECER EN LA OFICINA

0
26

No es ningún secreto que ciertos aspectos de la vida de oficina puedan resultar molestos, estresantes y hasta contraproducentes. Un nuevo estudio de investigación realizado por Wakefield, por encargo de Citrix, expone algunas de nuestras mayores frustraciones de la vida laboral moderna, entre ellas: trabajar con un “sabelotodo”, asistir a eventos de la compañía cuando no tenemos ganas de hacerlo y tener un jefe que se lleva todo el mérito por nuestro trabajo. A su vez, destaca las medidas creativas que adoptan las personas para evitar ir a la oficina y lo que estarían dispuestas a sacrificar para lograr la flexibilidad de trabajar desde casa aunque sea un solo día por semana.

Esta encuesta fue realizada en el mes de junio por Wakefield Research y llegó a más de 1.000 empleados de oficinas estadounidenses revelando las siguientes tendencias y razones por las que los trabajadores necesitan un descanso de la oficina y la manera en que realizarían sus actividades desde la casa o en vacaciones.

Los lazos afectivos en el trabajo: a casi 3 de cada 4 empleados no les gusta asistir a por lo menos un evento de la compañía, aunque lo mantienen en secreto; al 34% no les gusta participar de fiestas de disfraces, seguidos por el 31% que dice detestar las actividades para incentivar el trabajo en equipo. El evento empresarial menos popular entre los oficinistas hombres son las fiestas de recién nacido (42%) mientras que sus colegas mujeres odian las fotos del personal (31%).

Factores estresantes en la oficina: si bien algunos encuentran a sus mejores amigos en la oficina, también hay que trabajar con colegas difíciles. Casi la mitad (49%) de los encuestados trabajan con un “sabelotodo” y el 44% trabaja con un “quejoso”. De hecho, el 51% cree que el “quejoso constante” es la persona más molesta para tener sentada al lado todos los días.

Malos jefes: la peor clase de jefe es aquel que roba nuestras ideas (37%), seguido del jefe que lo sabe todo (33%). El 27% de los trabajadores de oficina detesta a los jefes que los ignoran. Muchos están volviéndose cada vez más creativos a la hora de esquivar al jefe. El 30% de los trabajadores de oficina admite que programa sus días de descanso en torno a las vacaciones del jefe con el claro propósito de maximizar el tiempo que no están juntos. No se trata de una táctica a nivel subalterno: el 39% de los ejecutivos de nivel gerencial reconoce hacer esta maniobra comparado con el 27% de los trabajadores de nivel medio y subalterno.

Jefes soñados: muchos fantaseamos con la idea de trabajar con alguien que vimos en televisión. Los trabajadores de oficina quisieran trabajar con Gibbs de “NCIS” (20%), Miranda Bailey de “Grey’s Anatomy” (15%) y Buddy de “Cake Boss” (14%).

Lo que decimos cuando faltamos: “estoy enfermo” sigue siendo la excusa más frecuente, pero los trabajadores de oficina se están volviendo particularmente creativos a la hora de encontrar la forma de eludir ir a la oficina. Las siguientes son algunas excusas aportadas por los encuestados:

•“Mi bicicleta se quedó sin gasolina”
•“La gasolina está muy cara”
•“Estoy a dieta”
•“Tomé mucho Sunkist (Vitamina C) y estoy muy cansado para ir”
•“Tengo un problema en las uñas del pie”
•“Mi numerólogo me aconsejó que no fuera”
•“Hoy es el cumpleaños de Elvis”
•“A mi perro lo atacó un zorrillo”
•“Todo mi ropa está en la lavadora, no tengo qué ponerme”
•“Tenía que comprobar dónde mi jardinero estaba plantando todo lo que le pedí y todo lo que le pagué”
•“Me crucé con el amor de mi vida”

¿Cuánto vale para usted? La mayoría de los trabajadores que nunca trabajaron a distancia (64%) identifican por lo menos un beneficio o gratificación que estarían dispuestos a renunciar con tal de trabajar desde casa al menos un día por semana: la hora para el almuerzo (32%), el alcohol (25%) y el café (20%).

Alta moda en la oficina de casa: si trabaja desde su casa, tal vez le guste alardear que puede hacer todo en pijama. Y para la mayoría, trabajar desde casa equivale a vestirse así nomás, pero solo hasta cierto punto. Casi la mitad (49%) de los que trabajan desde casa reconocen que suelen vestirse con jeans y camiseta así trabajen desde el sofá. Probablemente tan solo el 25% trabaje en pijamas mientras que el 7% simplifique las cosas al extremo, trabajando desde casa en ropa interior o tal como vino al mundo.

Responder versus ignorar: digamos que por fin se fue de vacaciones y todo está perfecto… hasta que llega ese email de trabajo urgente. Quizás sorprenda que una abrumadora mayoría de trabajadores de oficina (72%) diga que lo más probable es que responda de inmediato al email urgente en lugar de fingir que no lo vio.

“Estos resultados demuestran lo que todos los que trabajamos en oficina sabemos: la vida de oficina supone grandes desafíos”, afirmó Kim DeCarlis, vicepresidente de marketing corporativo de Citrix. “Esta encuesta demuestra que las empresas obtendrán ventajas al adoptar una mayor flexibilidad laboral y al permitir a los empleados trabajar desde cualquier parte. Ayudar a las personas en la tarea de armonizar su vida personal y profesional sube tanto la moral como la productividad. Y hoy en día existen muchas herramientas y tecnologías que permiten trabajar desde cualquier lugar. Todos ganan, tanto la compañía como los empleados”.

Ebizlatam

Lee Hecht Harrison lo ayuda a generar un verdadero compromiso entre su gente y su estrategia de negocios para aumentar la productividad, la rentabilidad y la satisfacción del cliente. Haga click aquí para más información.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here