Hasta hace unos años, la lupa de los seleccionadores estaba en los Estudios cursados, en las certificaciones- en los nombres de las Universidades… Ahora las empresas enfocan la valoración del candidato hasta en un 80% en: la Visión, la Amabilidad, la Asertividad y la Ejecución.

Visión. Que tenga una antena de 360º
El candidato idóneo debe estar abierto a nuevas ideas procedentes de distintos colaboradores, además de ser capaz de ver los problemas desde diferentes ángulos. Estas dos características juntas contribuyen a que un ejecutivo detecte problemas a tiempo y por tanto, reaccione con la solución a tiempo.

Amabilidad. Que salude al presidente, como saluda a la recepcionista
El ambiente de trabajo es fundamental para que la productividad de un negocio fluya, por ello, que un candidato sea amable con sus colaboradores y subordinados -no solo con sus jefes- es esencial.

Asertividad. Qué sepa separar lo profesional, de lo personal, sin herir
La capacidad de comunicarse de forma clara y directa, sin sonar agresivo es otra cualidad que permite a los ejecutivos echar a andar sus planes de trabajo.

La búsqueda de empleo puede ser muy estresante. Para ayudarlo en el proceso, Lee Hecht Harrison puede brindarle asesoramiento personalizado de máxima calidad para el desarrollo de su carrera. Haga click aquí para más información.

deja una respuesta

Ingrese su comentario
Ingrese su nombre aquí