Si bien el incipiente mercado de vehículos eléctricos aún no puede verse reflejado en las calles de la la Argentina, en este último año ha habido señales de que eso estaría a punto de cambiar.

En abril se dio a conocer que YPF instalaría terminales de carga exclusivas para autos eléctricos en 220 de sus estaciones de servicio. Al mes siguiente, el Gobierno Nacional oficializó –a través del decreto 331/2017– una reducción en los aranceles de importación de autos eléctricos, que pasaron a ser de 35% a entre 0% y 5% para aquellas compañías que fabrican vehículos en el país. El beneficio, válido por 36 meses, se limitó a la importación de hasta 6000 unidades.

Desde entonces, muchas de las principales automotrices del mundo comenzaron a diagramar planes para el arribo de vehículos eléctricos al país.

Sin embargo, la propagación de los autos eléctricos en la Argentina no depende sólo de las unidades que provengan del exterior, ya que existen actualmente compañías nacionales avocadas al desarrollo de vehículos de propulsión eléctrica fabricados íntegramente en el país.

Una de ellas es VOLT motors, que anunció que se encuentra trabajando en un modelo que contará con diseño, fabricación y tecnología 100% nacional. El automóvil, que estaría llegando al mercado durante el último trimestre de 2018 y costará alrededor de US$ 12.000 (casi $ 212.000 a cotización de hoy), contará con capacidad para 4 personas y una autonomía de 150 kilómetros. La batería del vehículo podrá ser recargada en cualquier tomacorriente doméstico de 220V, sin necesidad de contar con infraestructura especial.

Para su desarrollo, VOLT motors anunció inversiones en torno a los $ 200 millones. La compañía radicada en Córdoba tiene proyectado colocar en el primer año 3000 unidades en el mercado. Las mismas se comercializarán a través de e-commerce y tendrán puntos de producción y entrega distribuidos en el país (en un principio, estarán ubicados en Córdoba, Buenos Aires, Rosario y Cuyo). La compañía proyecta, además, que cuando alcance una etapa de maduración del mercado cada uno de estos puntos tendrá la capacidad de fabricar alrededor de 3000 unidades por año y empleará a unas 400 personas entre puestos de trabajo directos e indirectos.

“Creemos que hay en el país un mercado para los autos eléctricos. Habrá una demanda siempre que la regulación acompañe, y la tecnología si no entra por el lado del cuidado ambiental lo hará por una cuestión de precios”, confió Daniel Parodi, CEO de VOLT motors.

Además del modelo “City Car Regional” de VOLT, existen otras compañías nacionales que se encuentran desarrollando su propio vehículo eléctrico. De acuerdo a lo difundido por la agencia Télam en julio último, la compañía Sero Electric también tiene previsto lanzar un modelo fabricado en el país el año próximo.

El Cronista

Lee Hecht Harrison es líder de la industria y por eso su meta es brindar nuevas y mejores oportunidades de empleo a más gente. Haga click aquí para más información.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here