Reverse mentoring, una nueva modalidad dentro de las actividades de mentoría, comienza a aflorar en la región como una excelente vía para que los directivos senior puedan conocer y aprender de jóvenes profesionales sobre las necesidades y aspiraciones de los millennials, dejando atrás los prejuicios contra esta cohorte demográfica, vapuleada en los medios como símbolo de ambición desmedida e inestabilidad laboral. A través del reverse mentoring, ahora pueden acercarse a esta nueva generación y revitalizar el negocio.

A diferencia del coaching, donde no es necesario que el líder que orienta sea experto en los ámbitos del trabajo de quien busca un proceso de cambio, en la mentoría es importante que el mentor domine el área de expertise de su mentoreado. De esta forma, la tradicional mentoría da un giro de 180 grados, haciendo que el más joven tome el rol de mentor y el de más experiencia haga de aprendiz.

El interés por practicar este tipo de mentoría se observa en varias compañías multinacionales, y en pocas de América Latina, aunque su origen tendría alrededor de 20 años, cuando el CEO de General Electric, Jack Welch, dijo estar siendo tutelado por un joven para ver las bondades que Internet podía hacer por su empresa y, de esta forma, motivar al resto de los trabajadores para que hicieran lo mismo.

Lee Hecht Harrison ARGENTINA lo asesora para que grupos e individuos aprendan a afrontar el cambio, fortalezcan su compromiso y mantengan la productividad. Haga click aquí para más información.

deja una respuesta

Ingrese su comentario
Ingrese su nombre aquí