Con el propósito de mejorar, las empresas están en búsqueda de mejores prácticas y factores de éxito que puedan aplicar y brindar un beneficio a su organización.

El Benchmarking es una herramienta eficaz que consiste en buscar ejemplos a seguir y con los que compararse con el fin de mejorar en el campo de las buenas prácticas y en su aplicación.

La frase de origen chino “si usted conoce a su enemigo y se conoce a sí mismo, no tiene por qué temer el resultado de 100 batallas”, que escribió el general Sun Tzu hace más de 2500, años nos da a entender que es bueno compararse con la competencia para poder lograr ser el mejor “de lo mejor”. Si sabemos qué es lo que ofrecen empresas del mismo giro, podremos estar un paso adelante y tener un impacto mayor en el mercado.

Una empresa puede poner en práctica el benchmarking, con esta guía básica:

1. Encamina a cualquier organización hacia la mejora de sus resultados, de su reputación y de la confianza que transmite a clientes, empleados, proveedores y demás grupos de interés.

2. Permite aprender de forma activa y poner en práctica las estrategias del mejor referente en un campo concreto, sirve para entender mejor las nuevas tendencias, potenciar la legitimidad y fomentar la creatividad y la innovación.

3. Refuerza el statu quo de la organización que lo lleva a cabo, la mantiene en movimiento ayudándola a vencer la resistencia al cambio y a adaptarse con mayor agilidad, y la convierte en un nuevo centro de benchmarking que servirá como apoyo a otras organizaciones que quieran aprender de su experiencia.

Ante una reestructuración, Lee Hecht Harrison ARGENTINA asesora en la transición de carrera, para asegurar la continuidad de su negocio, el mantenimiento de su marca, la motivación de sus empleados y la preservación del talento. Haga click aquí para más información.

deja una respuesta

Ingrese su comentario
Ingrese su nombre aquí