URUGUAY: BUSCA EQUILIBRIO ENTRE SALUD Y ECONOMIA

0
91

El sector de la construcción en Uruguay se suspendió desde el 24 de marzo hasta el 13 de abril para prevenir la propagación del COVID-19, razón por la cual se le otorgó a los trabajadores un sueldo para irse de vacaciones sanitarias. Cuando se reabrió la actividad no hubo una explosión de casos positivos, todo lo contrario: la semana pasada se realizaron test aleatorios a los trabajadores y en líneas generales, los resultados fueron en su mayoría negativos.

La industria de la construcción da trabajo a 100 mil personas desde el arquitecto hasta los albañiles, lo cual pone al gobierno del presidente Luis Lacalle Pou en un escenario optimista para planear el retorno a diversas actividades económicas y sociales con gradualidad y vigilando que no se deterioren los indicadores de salud comentados. Según explica Infobae el economista Javier Haedo, “la estrategia implica ir hacia una nueva normalidad de manera progresiva y gradual”.

Con un desarrollo programado y organizado, los comercios comenzaron a funcionar de manera distinta: básicamente asumiendo el rol clave que tienen en cuanto a la prevención de la enfermedad. Cada propietario armó su propio protocolo sanitario pero todos con el común denominador de obligar a utilizar el tapabocas tal como lo recomienda la Organización Mundial de la Salud (OMS), sobre todo por los casos asintomáticos. Además, la mayoría ofrece guantes de latex y alcohol en el gel para el público durante la jornada.

Ante una reestructuración, Lee Hecht Harrison ARGENTINA asesora en la transición de carrera, para asegurar la continuidad de su negocio, el mantenimiento de su marca, la motivación de sus empleados y la preservación del talento. Haga click aquí para más información.

deja una respuesta

Ingrese su comentario
Ingrese su nombre aquí