“Cuando todo parezca ir en tu contra, recuerda que el avión despega con el viento en contra, no a favor”, Henry Ford

El término coworking lo inventó Bernie DeKoven en Estados Unidos, en 1999, creando una cooperativa sin ánimo de lucro y ofreciendo ocho mesas durante dos días a la semana con wifi gratuito, almuerzos compartidos, entre otros.

Un coworking es otro espacio de trabajo que permite a profesionales, emprendedores y pymes de diferentes sectores, compartir un mismo espacio de trabajo para desarrollar proyectos profesionales de manera independiente, a la vez que, también fomentar proyectos conjuntos.

Esta nueva forma de trabajar es, sin duda, la solución perfecta para los emprendedores. Y es que los beneficios de los espacios coworking no se centran solo en lo económico sino en lo que conlleva, en la interacción e intercambio de conocimientos que se presentan en lugares para el desarrollo integral y profesional. Establecer el coworking como principio primordial es la clave para que los emprendedores de todo el mundo puedan llevar a cabo distintos proyectos.

El talento que se centra en este nuevo tipo de oficinas suele ser fuente de inspiración para los nuevos emprendedores, la retroalimentación entre compañeros de coworking y el hecho de poder compartir ideas y puntos de vista diferentes con otros profesionales que deciden trabajar ahí, en muchas ocasiones facilitan el camino para los nuevos emprendedores.

Lee Hecht Harrison ARGENTINA lo asesora para que grupos e individuos aprendan a afrontar el cambio, fortalezcan su compromiso y mantengan la productividad. Haga click aquí para más información.

deja una respuesta

Ingrese su comentario
Ingrese su nombre aquí