Es importante saber la diferencia entre un callejón sin salida y el agotamiento o burnout antes de tomar cualquier decisión profesional. Un callejón sin salida representa una incompatibilidad más fuerte con las propias elecciones de carrera. Es una sensación de vacío en la contribución que estás haciendo en tu vida profesional. El burnout puede ser una señal de que algo necesita cambiar y/o necesitas recargar energías.

La Gran Renuncia ha estado en todas las noticias durante los últimos meses, y por una buena razón. 69 millones de estadounidenses renunciaron a sus puestos de trabajo el año pasado, algo sin precedentes, impulsados en gran medida no por buscar más ganancias financieras, sino por sentirse no valorados, desvinculados y percibiendo pocas oportunidades de crecimiento o desarrollo profesional.

La pandemia de COVID-19 dio a muchos trabajadores la oportunidad de revisar sus expectativas cuando se trata de cuánto dan a sus puestos de trabajo y lo que esperan recibir. Hemos tenido una comprensión casi universal de que las líneas entre nuestras vidas laborales y nuestras vidas personales se están desdibujando, y estamos mejor debido a esto.

Trabajar por un cheque ya no es suficiente. Las personas quieren sentirse motivadas, inspiradas y vistas en su trabajo, y quieren que su salud mental y bienestar general sean una prioridad para sus empleadores. El burnout o agotamiento se produce cuando las personas están estresadas física, mental y emocionalmente durante un período prolongado de tiempo. Debido a los estigmas que rodean los problemas de salud mental, el burnout puede sentirse como un fracaso, aunque en realidad tenga muy poco que ver con lo eficaz que puede ser alguien en su trabajo.

Las cosas están cambiando, y es hora de reformular esta noción: puede que no sea agotamiento en absoluto, sino simplemente que los empleados sientan que han llegado a un callejón sin salida, donde no hay oportunidades reales para inspirar el desafío y el crecimiento, o para prosperar en su trabajo. Y si ese es el caso, la gente sigue adelante, en masa.Desarrollo de Talento

En una encuesta reciente de LinkedIn, preguntamos: ¿Has llegado a un callejón sin salida en tu carrera, no has visto ninguna oportunidad, o estás agotado y necesitas recargar y restablecer? Los resultados están divididos: el 37% declara sentirse agotado y necesitar recargarse; el 24% siente que ha llegado a un callejón sin salida. Como nota positiva, el 26% dice que se siente bien con su carrera, mientras que el 12% está indeciso.

El verdadero agotamiento se debe a sentir una falta de control, expectativas laborales poco claras, falta de autonomía y coherencia en el trabajo, y un desajuste de valores, entre otros factores. El agotamiento es real, pero suele ser una señal de que algo tiene que cambiar. A veces, dejar tiempo para recargar y restablecer te da la capacidad de dar un paso atrás y evaluar. A menudo, la gente reconoce que realmente disfruta de su trabajo, pero hay problemas que deben abordarse para ayudar a que sea más satisfactorio y manejable.

Un callejón sin salida representa una mayor incompatibilidad con las propias opciones de carrera. Es una sensación de vacío en la contribución que estás haciendo en tu vida profesional, y cuando esto sucede, hay dos opciones: seguir un camino diferente o tomarte un tiempo de pausa profesional para averiguar a dónde perteneces y qué te satisfará mejor.

Es importante reconocer la diferencia entre estar agotado y sentirte como si hubieras llegado a un callejón sin salida. Así que antes de tomar cualquier decisión precipitada, aquí hay algunas señales de que estás en un callejón sin salida y es posible que quieras buscar algo nuevo:

  1.  En su lugar de trabajo no se muestran interesados en sus objetivos a largo plazo. Los gerentes necesitan hacer tiempo para reconocer lo que hace que los empleados hagan clic, para asegurarse de que saben y consideran qué ambiciones profesionales tienen, cuál es su bienestar general y qué se necesitaría para ayudarlos a prosperar.
  2. No te desafían. Para que las personas permanezcan satisfechas y felices en sus trabajos, el desafío debe aparecer en forma de oportunidades de crecimiento y aprendizaje, en lugar del estrés por exceso de trabajo, expectativas inalcanzables y falta de apoyo.
  3. No estás entusiasmado. Si sientes miedo cada vez que empiezas tu jornada laboral, algo anda mal. Especialmente si ya no estás disfrutando de un trabajo por el que solías sentirte emocionado. Si no hay espacio para evolucionar y crecer en tu trabajo para garantizar que tu entusiasmo se mantenga fuerte, has llegado a un callejón sin salida. Otra señal puede ser que haya una tendencia a contratar candidatos externos para oportunidades de promoción en lugar de ofrecer al talento interno la oportunidad de crecer.

Coaching EjecutivoEl talento altamente calificado se ha vuelto escaso, y están viendo muchas más oportunidades en el mercado laboral. Cada vez se entiende más que los gerentes necesitan estar mejor equipados para tener conversaciones que ayuden a obtener información sobre el bienestar de los empleados, abordar el agotamiento y ayudar a trazar las trayectorias profesionales, alentando a su gente a quedarse y crecer en la organización para evitar una rotación innecesaria.

En Lee Hecht Harrison ARGENTINA desarrollamos mejores líderes para transformar el Negocio y el Valor de la Marca Personal. Haga click aquí para más información.

deja una respuesta

Ingrese su comentario
Ingrese su nombre aquí