carrera profesional

¿Considerando una nueva carrera profesional o un trabajo distinto? Empieza por la identificación de tus habilidades.

Esto es lo que tienes que hacer para aprovechar e identificar las habilidades que te van a permitir aplicar tus habilidades, talentos y experiencia en un nuevo campo o rol.

El surgimiento de cada vez más tecnologías inteligentes, junto con requisitos de seguridad y salud, están teniendo impactos increíbles en los entornos laborales. El Progreso se puede ver en todos los sectores industriales, con puestos de trabajo que se perdieron, puestos de trabajo optimizados por tecnologías emergentes, junto con el surgimiento de nuevos roles que precisan de nuevas habilidades. 

A pesar de lo desalentador que pueda ser, a medida que aparecen habilidades nuevas, personas con mentalidad de aprendizaje van a estar mejor posicionados para lo que significa el futuro del trabajo. LHH junto con LinkedIn realizó una encuesta recientemente donde se descubrió que el 89% de la gente encuestada estaba planeando mejorar sus habilidades en el corriente año, lo que representa una extensa mayoría. Esto significaría, para algunos, convertirse en pioneros respecto a herramientas tecnológicas que van surgiendo, mientras que otros van a adquirir habilidades nuevas que cambien el enfoque de sus carreras para encontrar una nueva posición. Recursos Humanos

Para esas personas que están interesadas en perseguir nuevas trayectorias profesionales, es de extrema importancia tener en consideración las habilidades transferibles. Posiblemente, se va a sorprender de saber que sus habilidades pueden ser aplicadas en muchos roles, industrias y funciones distintas, lo que lo convierte en un candidato perfecto en varios lugares.

Para identificar y aprovechar sus habilidades transferibles al máximo, las cuales le van a permitir aplicar sus propios talentos, experiencias y habilidades en un nuevo campo o rol, esto es lo que debe hacer.

Poner tus habilidades en una lista.

La claridad que proporciona una lista física muchas veces es necesaria. Agarra un papel y lápiz, o hazlo en la computadora, y escribe todas tus habilidades (habilidades analíticas, de gestión, presentación, técnicas, informática, etc), también considera tus habilidades interpersonales (resolución de problemas, creatividad, comunicación, liderazgo, atención al cliente, trabajo en equipo, etc) y todo lo que se te ocurra. Si se te hace difícil, pensá en las tareas que haces regularmente durante el dia, y clasificalas en acciones y partes. Asegúrate de tener estas habilidades agregadas a tu CV.

Busca cuáles son las habilidades con mayor demanda.

Para saber dónde enfocar tus habilidades, o lo que podría requerir adquirir aprendizaje para tu próximo puesto, debes hacer un poco de investigación. Podes mirar listas de trabajos en la industria o función que te interese. Esta puede ser una forma excelente de tener una idea de cuáles son las habilidades que se buscan de forma repetida. Además, si hay un área donde no alcanzas sus requisitos, podes tomar cartas en el asunto y llenar ese vacío de conocimientos.

Averiguar cursos disponibles para cubrir la brecha de habilidades que tengas.Desarrollo de Talento

Ya cuando tengas identificado la habilidad o área que requiera mejorar, el próximo paso es buscar en dónde puedes aprenderla. Los cursos en línea pueden ser el mejor lugar para empezar, en especial si se encuentran acreditados, como lo son los cursos de Google para utilizar sus herramientas. También podes acudir a tu red de contactos para pedir recomendaciones que te puedan ser de utilidad.

Realiza un plan de desarrollo de mejora.

En el caso de haber varias áreas que desees mejorar y aprender, debes realizar un plan con distintos niveles de prioridad para mantenerte enfocado. Además, podes tomar nota de las fechas de comienzo de los distintos cursos y la carga horaria de cada uno para administrar tu tiempo de forma efectiva. 

Tenga buenas prácticas en hábitos de aprendizaje.

Es importante no agotarse ni apresurar las cosas, en especial si te encuentras realizando cursos junto con tu carga laboral habitual. Esto puede ser algo simple, como por ejemplo reservar tiempo con anticipación para tomar los cursos, o dejarse un tiempo para investigar y leer en su día normal.

No es necesario ser perfecto para un trabajo. Los candidatos en su mayoría no van a poseer todas las habilidades técnicas requeridas en una descripción de trabajo. Pero esto no va a significar que no  puedas ser el candidato para el rol. Podes posicionarte como un buen activo destacando e identificando cuidadosamente las capacidades y habilidades transferibles que pueden ser aplicadas en el rol requerido.

En Lee Hecht Harrison ARGENTINA desarrollamos mejores líderes para transformar el Negocio y el Valor de la Marca Personal. Haga click aquí para más información.

deja una respuesta

Ingrese su comentario
Ingrese su nombre aquí