“En una estructura de trabajo vertical, los empleados son vistos como abejas trabajadores y se consideran como objetos o gastos más que bienes en sí mismos. Existe un mínimo de preocupación por la felicidad o el bienestar de ellos, ya que contratarlos fue una simple decisión de productividad y ganancia económica”

Una investigación de Gallup con más de 1 millón de participantes, mostró que aquellos que reciben felicitaciones por su trabajo producen las siguientes mejoras:

Incrementan su productividad individual.

Aumentan su compromiso con sus demás colegas.

Son más propensos a quedarse en su organización.

Reciben más puntaje de lealtad y satisfacción por los clientes.

Tienen resultados más seguros y menos accidentes en el trabajo.

Los números, a veces, expresan como la imagen más de mil palabras.

En Lee Hecht Harrison ARGENTINA desarrollamos mejores líderes para transformar el negocio y el valor de la marca personal. Haga click aquí para más información.

deja una respuesta

Ingrese su comentario
Ingrese su nombre aquí