La inteligencia emocional muestra la capacidad de conocer, comprender y gestionar de forma adecuada las propias emociones y también, la capacidad de comprender a los demás. Esta es una de las razones por las que la inteligencia emocional tiene tanto peso en una empresa, sin embargo, el teletrabajo muestra una nueva forma de relación de un trabajador consigo mismo.

Evita encerrarte en ti mismo
Uno de los riesgos de pasar tantas horas trabajando desde casa, con la sensación de estar lejos del mundo, es que el trabajador puede llegar a encerrarse en sí mismo frente a la máquina. Existen personas que al encerrarse en sí mismas dejan de entrenar sus habilidades sociales cara a cara y no se sienten cómodas en ciertos planes.

Para no terminar encasillado en el rol de trabajador virtual que contacta con los compañeros de trabajo a través de correo electrónico es muy importante buscar ámbitos en los que poder estar presencialmente dentro de un grupo. Las actividades de voluntariado, los cursos de formación o el coworking favorecen este tipo de contexto tan necesario a nivel emocional.

No perder la costumbre de relacionarte en el trato directo del tú a tú es de vital importancia para realizar una entrevista de trabajo, hacer nuevos contactos de empleo o llegar a trabajar, en algún momento, en una nueva empresa.

Tener autocontrol
En el teletrabajo estás tú contigo mismo. Es decir, la relación que tienes contigo es de vital importancia puesto que implica el desarrollo de la disciplina y la fuerza de voluntad más allá de cuál sea el estado de ánimo del momento. Para romper la rutina en el teletrabajo puedes trabajar con tu ordenador algunos días a la semana desde una biblioteca con conexión wifi. Te sentirás un poco más acompañado.

En Lee Hecht Harrison asesoramos a los individuos en el desarrollo de su carrera dentro de la organización o en su etapa de transición hacia nuevas oportunidades de empleo. Haga click aquí para más información.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here