Un nuevo estudio publicado en el European Journal of Social Psychology, del que participaron 500 personas indica que al incluir en el nombre de un profesional la inicial del segundo nombre genera que se piense que eres más inteligente.

En el sondeo, los 500 participantes leen el mismo artículo científico, la única diferencia es el autor. Los investigadores cambiaron al azar el nombre del autor de David Clark a David F. Clark; David Clark FP, o David FPR Clark.

Si bien el agregado de una inicial puede parecer un cambio insignificante, fue llamativo el alto impacto que tuvo en los resultados. Después de leer el artículo, los participantes consideraron David F. Clark mejor escritor que David Clark, y pensaron David FPR Clark era el mejor.

La razón es que las “iniciales” establecen un sesgo en los cerebros de las personas, dice el co-autor del estudio Wijnand AP van Tilburg de la Universidad de Limerick en Irlanda.

“Las iniciales de segundos nombres aparecen a menudo en contextos intelectuales, tales como el mundo académico o empresarial”, especifica Van Tilburg.

“Debido a la estrecha relación, las personas automáticamente -aunque no necesaria y correctamente- asumen que las iniciales del segundo nombre son indicativas de alto rendimiento intelectual”.

Lo interesantes es que, en tanto se colocan más iniciales, estas personas son consideradas más inteligentes.

Cuando existen dos o tres iniciales esta percepción crece, indica el autor del trabajo.

La búsqueda de empleo puede ser muy estresante. Para ayudarlo en el proceso, Lee Hecht Harrison puede brindarle asesoramiento personalizado de máxima calidad para el desarrollo de su carrera. Haga click aquí para más información.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here